¿Cuánto se tarda en dominar un idioma?

Aprender idiomas marzo 2, 2015

Cuando uno se embarca en un nuevo proyecto, es importante establecer objetivos. Si estás empezando a estudiar un idioma, tu objetivo probablemente sea llegar a dominarlo.

Pero ¿cuánto tiempo se tarda en conseguir hablar un idioma con soltura?

Hazte una idea con estas cinco preguntas:

1.¿Qué entiendes por soltura?

El concepto de “soltura” es un tanto vago y la gente suele tener estándares diferentes. Por ejemplo, es mucho más fácil lograr conversar en otro idioma que tener el nivel suficiente para emplearlo en un contexto profesional.

Tal vez hayas oído que las 300 palabras más recurrentes de un idioma representan más de la mitad del vocabulario que se emplea en una conversación. Eso sí, entender solo un 50% de lo que te dicen no es, precisamente, dominar el idioma.

Una definición útil puede ser “un buen nivel, pero no necesariamente bilingüe”.

2.¿Qué idiomas hablas?

Si el idioma que estás estudiando tiene muchos cognados (palabras parecidas) y aspectos gramaticales en común con un idioma que ya hablas, el proceso de aprendizaje será mucho más fluido.

Aunque hayas estudiado idiomas lejanos a la lengua que estás aprendiendo ahora, juegas con ventaja.

Por otro lado, para asimilar otro abecedario, necesitarás algo más de tiempo.

 

3.¿Qué idioma estás estudiando?

Elvin Jones Trio - David Williams Elvin Jones Ryo Kawasaki

Cada idioma tiene sus retos. Krister Weidenhielm, “Head of Products” de ESL, lo compara con aprender a tocar un instrumento: «Algunos idiomas son como la batería; los primeros golpes son fáciles de dar, pero se requiere mucha práctica para tocar ritmos más complejos. Otros son como el trombón, hay que dedicarles más tiempo al principio para lograr emitir los sonidos básicos, pero una vez le pillas el truco, se va poniendo más fácil».

4.¿Cómo lo estudias?

Juguetear cinco minutos con una aplicación del móvil mientras esperas el autobús no es lo mismo que estudiar un idioma en inmersión con profesores profesionales.

sad-phone-lady

Si estás estudiando en el extranjero, ponerte a hablar en tu primera lengua nada más salir de clase y pasarte toda la tarde en las redes sociales no tiene los mismos efectos que salir y practicar el idioma con nativos.

Esto nos lleva a la siguiente pregunta…

5.¿Cuánto empeño le pones?

Si estás centrado, progresarás más rápidamente. Elegir el ambiente adecuado te ayudará (y mucho).

Por qué importa el ambiente

Elijas la técnica que elijas, la práctica y la relevancia son las dos claves del éxito. Cuando estudias en inmersión, tienes garantizada la exposición diaria a la lengua que quieres aprender.

La gente con la que andas y las ideas que quieres expresar definen la manera en que recuerdas los conceptos. Por ejemplo, tener una relación romántica con alguien que habla otro idioma motiva enormemente a aprender y los progresos se ven recompensados. Puede que te sorprenda lo mucho que se mejora cuando el idioma se convierte en una herramienta y no un mero objetivo.

Por qué importa el tiempo

El cerebro necesita tiempo para procesar la información nueva y seguirá asimilándola mucho después de que hayas terminado de estudiar. Durante el aprendizaje, se atraviesa una fase receptiva, en la que se absorbe la información; otra de asimilación, durante la cual la información se asienta, y una fase expresiva, en la que se recuerdan y se utilizan los nuevos conocimientos. Es un proceso que lleva su tiempo.

Lo bonito de aprender un idioma en el extranjero es que el tiempo que se dedica a ello se convierte en una experiencia única. Una estancia lingüística puede servir para dar más sustancia a un viaje de larga duración, además de permitirte conocer mucha gente que también está estudiando y viajando.

become-fluent

La buena noticia para los principiantes es que los progresos serán más evidentes en las fases iniciales de aprendizaje. La diferencia entre entender el 0% de lo que se oye y el 50% es mucho mayor que la diferencia entre entender el 50% o el 100%. Además, se tarda bastante menos en lograr entender ese primer 50%.

Consulta aquí nuestra gráfica ilustrativa.

Ten en cuenta que tus habilidades de comprensión lectora y auditiva y de comunicación escrita y verbal no tienen por qué mejorar al mismo ritmo (sobre todo si decides estudiar por tu cuenta). Una de las grandes ventajas de los cursos de idiomas bien estructurados es que se trabajan las cuatro aptitudes.

Tú decides a qué ritmo aprender

El factor que más influye en el tiempo que se tarda en dominar un idioma es… tu empeño. Si piensas que no se te dan bien los idiomas, es probable que esta percepción de ti mismo te esté frenando. La clave está en encontrar la técnica y el ambiente adecuados para ti.

¿Has logrado aprender a hablar perfectamente algún idioma extranjero? ¡Cuéntanoslo!

Imágenes: Tom Marcello (CC BY-SA 2.0), Shutterstock

Por Alex Hammond

¿Qué opinas?