¿Por qué soy malo para los idiomas?

Aprender idiomas marzo 6, 2014

Si las palabras extranjeras “te entran por un oído y te salen por el otro”, probablemente tuviste una mala experiencia de aprendizaje de idiomas en la escuela. Esto puede tener un efecto devastador en tu confianza con los idiomas en tu vida adulta.

La verdad es que algunas personas pueden ser mejores para los idiomas que otros, pero todos podemos aprender una lengua extranjera. En Europa, más del 90% de las personas en Luxemburgo, Letonia, los Países Bajos, Malta, Eslovenia, Lituania y Suecia son capaces de mantener una conversación en un segundo idioma. Los habitantes de estos países no son genéticamente superiores para aprender idiomas, simplemente ellos se benefician de una combinación de circunstancias favorables y motivación.

Hay millones de personas en estos países que no son naturalmente “buenos estudiantes de idiomas”, pero que igual alcanzan una buena fluidez conversacional, que es el principal objetivo en el aprendizaje de idiomas. Estas son buenas noticias para ti, porque si ellos pueden, ¡tu también puedes!

Entonces, ¿qué hace “malo” a un estudiante de idiomas y qué puedes hacer al respecto?

Primero, veamos algunas características típicas de un buen estudiante de idiomas:

Buena memoria

La memoria, es el factor biológico más importante en el aprendizaje de una lengua en la edad adulta. La capacidad de recordar palabras o estructuras lingüísticas es esencial, y es más fácil para algunas personas que para otras. Pero si bien una buena memoria es de gran ayuda, hay muchos métodos disponibles para los que no nacimos con más terabytes que Google. Nos referimos a una…

Buena técnica

Si luchas para recordar palabras o estructuras gramaticales con facilidad, no eres el único. De hecho, haces parte de la gran mayoría de estudiantes de idiomas que necesitan repetir varias veces para recordar. Los diferentes tipos de estudiantes utilizan diversas técnicas de aprendizaje, pero algunos elementos son recurrentes (sigue leyendo para descubrir cuáles).

Capacidad de escucha

listening

 

Existen diferencias significativas entre la lengua hablada y la lengua escrita. Aunque la pronunciación coincide muchas veces con la ortografía, la gente no habla exactamente del mismo modo como escribe. Por ejemplo, casi nunca verás exclamaciones o interjecciones (mmm, eh, pues, como) escritas, pero son una parte importante de una conversación. Para “conseguir” el ritmo y la fluidez de un idioma, tienes que estar expuesto a la lengua y escuchar atentamente.

Motivación

Todo lo anterior es inútil si no estás motivado ¿Por qué los suecos o los holandeses son tan buenos para los idiomas… y en particular para el inglés?

El sueco y el holandés se hablan poco fuera de Escandinavia y los Países Bajos. Para comunicarse con personas de todo el mundo, se necesita una segunda lengua, que suele ser el inglés. Hay factores locales que influyen en esta situación, como por ejemplo una buena educación lingüística desde la niñez y la preferencia nacional de utilizar subtítulos en lugar de doblajes en las películas. Todas estas condiciones aumentan la motivación.

Pero incluso sin factores externos, no faltan las motivaciones para aprender un segundo idioma. Estas pueden ir desde la satisfacción personal de entender una película extranjera, hasta el placer de entender la letra de tu canción preferida. Con la motivación viene la habilidad de concentrarte en lo que estás aprendiendo.

Aprender un idioma en el país donde se habla, es una excelente forma de mantener altos tus niveles de motivación.

¿Es una desventaja empezar más tarde?

Hay una controvertida teoría lingüística conocida como la Hipótesis del Período Crítico, que sugiere que la capacidad de aprender idiomas disminuye después de la infancia. Es discutida porque hay poca evidencia que la respalde y hay muchísimos adultos que han aprendido una lengua extranjera casi al mismo nivel de un hablante nativo.

Las investigaciones sí han demostrado de forma concluyente, que estos adultos no pueden perder su acento “extranjero” de la misma manera que lo hacen los estudiantes más jóvenes. Pero incluso los hablantes nativos tienen acentos locales y no existe un habla neutra o sin acento.

Las ventajas de aprender durante la infancia, es que tienes más tiempo para practicar y que raramente se olvidan las cosas que aprendes cuando eres niño. Por ejemplo, si aprendiste un idioma en la escuela y después no lo usas durante diez años, todavía tendrías una ventaja si decides volver a estudiarlo.

Arnold-Schwarzenegger

Podríamos decir entonces, que aprender un idioma siendo adulto es una desventaja, pero obviamente no es una excusa para ser “malo para los idiomas extranjeros”. Arnold Schwarzenegger llegó a Estados Unidos a los 21 años con pocos conocimientos de inglés. Él todavía tiene un fuerte acento, pero esto no le impidió convertirse en un reconocido actor de Hollywood ni el gobernador de California.

Lee nuestro artículo sobre cómo cambia el aprendizaje lingüístico a medida que envejecemos.

Encontrar la técnica correcta

Si eres “bueno” o “malo” para los idiomas o estás en algún punto intermedio, lo más importante que puedes hacer es identificar la técnica de aprendizaje de idiomas más adecuada para ti. Esto dependerá de cada persona y de sus experiencias previas de aprendizaje.0

Algunas personas, por ejemplo, confían en el aprendizaje de memoria: memorizan tablas de gramática y vocabulario. Los sistemas educativos de algunos países fomentan este aprendizaje de memoria y los estudiantes que han sido formados con este método, pueden seguir beneficiándose con técnicas similares. No obstante, para mucha gente la experiencia de tener que memorizar es la razón por la que creen que son malos para los idiomas.

¡Pero no todo está perdido! Unas clases bien estructuradas en una buena escuela de idiomas brindan la oportunidad de aprender con un profesor experto, al tiempo que practicas con otros estudiantes de un nivel similar al tuyo. Las clases en una escuela de idiomas no son como las clases en la escuela secundaria. El tamaño del grupo es mucho más pequeño, los estudiantes están motivados (todos eligieron estar allí) y los métodos de enseñanza son actualizados.

Por otra parte, algunos estudiantes prefieren las clases privadas. La ventaja es obvia: tienes toda la atención de tu profesor. Las lecciones van a tu ritmo y los temas no avanzan hasta que los hayas comprendido. Otros estudiantes prefieren el aspecto social del aprendizaje en grupo.

La experiencia de aprendizaje debe ser agradable: aprender un idioma debe ser un desafío pero también debe ser divertido.

También, es muy importante entender la mecánica del lenguaje, las relaciones entre las palabras y su significado. En otras palabras, la gramática. Un buen profesor se asegurará de hacer la gramática interesante. Aunque te preguntarás… ¿realmente la gramática puede ser interesante? Bueno, si consideras las gramática no como el objetivo final, sino como una herramienta esencial para comunicar tus ideas, se vuelve menos deprimente. Memorizar tablas puede ser monótono, pero expresarte no lo es.

Elementos clave para el aprendizaje de idiomas

Los estudiantes exitosos siguen aprendiendo fuera del aula y ahí es donde las técnicas de aprendizaje personales hacen una gran diferencia. Una técnica de aprendizaje es algo personal y la mayoría de personas utilizan diferentes técnicas de vez en cuando. Recuerda que el aburrimiento es el enemigo de un buen proceso de aprendizaje.

wien-treppen

Hay tres elementos de gran importancia en el aprendizaje de idiomas: relevanciacomprensiónrepetición.

Si lo que estás aprendiendo es relevante o importante para ti, es mucho más fácil que se quede en tu memoria. Actualmente, somos bombardeados con tanta información inútil, de la cual solo recordaremos un poco. En cambio, si tenemos un verdadero deseo o necesidad de aprender un idioma, la experiencia de aprendizaje será mucho más fácil. En nuestros cursos de idiomas, los temas de las clases son cuidadosamente seleccionados para que sean relevantes para los estudiantes. Los temas abordados durante las clases estarán relacionados con las experiencias locales fuera del aula.

El aprendizaje de un idioma en inmersión ofrece la oportunidad de aprender algo nuevo e interesante a través del nuevo idioma. Este concepto inspiró nuestros programas “Idiomas +”, donde los cursos estándar se complementan con actividades locales, que van desde la cocina hasta el snowboard.

Es fundamental que entiendas todos los elementos del idioma que estás aprendiendo. Es el caso particular de la gramática, que constituye el esqueleto de cualquier idioma. Pero aprender gramática no significa necesariamente aprender reglas en una clase aburrida y larga: cuando estás inmerso en el idioma y tienes que utilizarlo para expresarte, los beneficios prácticos de aprender gramática son evidentes.

Ya sea gramática o vocabulario, lenguaje hablado o escrito, la repetición te ayuda a recordar. Esto no significa repetir diez veces una frase y pasar a otra cosa (aunque la mnemotecnia puede ser muy útil), sino encontrar varias veces las mismas estructuras o vocabulario durante tu aprendizaje. El tipo de repetición que elijas depende de ti; escuchar música es una buena estrategia. Si te gusta ver o jugar algún deporte, escucharás las mismas palabras repetidamente. Todo se resume a la práctica.

La inmersión lingüística es la mejor forma de aprender

studying-abroad-group

En ESL – Idiomas en el Extranjero, creemos que aprender un idioma en el país en donde se habla te brinda la mejor motivación de todas. Desarrollarás tu comprensión del idioma de la mano de profesores expertos y en tu tiempo libre, estarás rodeado del idioma que estás aprendiendo.

No solo es una estupenda experiencia, sino que automáticamente consigues relevancia, comprensión y repetición. Tus habilidades son puestas a prueba todo el día y gracias a este desafío, harás progresos reales.

Ofrecemos nuestros cursos en algunos de los destinos más interesantes del mundo, desde fantásticos destinos para surfear, hasta megalópolis… ¡así que te llevarás a casa mucho más que conocimientos lingüísticos!

Contáctanos para brindarte más información sobre nuestros cursos y nuestros destinos.

¿Todavía crees que eres malo para los idiomas? ¡Cuéntanos por qué!

Créditos fotográficos: Cortto vía CC, Alex Hammond

Fuentes:

Europeans and their Languages, http://ec.europa.eu/public_opinion/archives/ebs/ebs_386_en.pdf

Johnson, Jacqueline S., and Elissa L. Newport. “Critical period effects in second language learning: The influence of maturational state on the acquisition of English as a second language.”Cognitive psychology 21.1 (1989): 60-99.

Lenneberg, E. Biological Foundations of Language. New York: Wiley, 1967.

Singleton, D. David Michael, and Zsol Lengyel, eds. The Age Factor in Second Language Acquisition: A Critical Look at the Critical Period Hypothesis 7. Multilingual Matters, 1995.

Por Alex Hammond

¿Qué opinas?