Miami – una ciudad hecha para los jóvenes

Experiencias de los estudiantes diciembre 17, 2014

Pasé seis meses en Miami y tengo muy buenos recuerdos.

Miami es una magnífica ciudad dividida en barrios tranquilos, distritos artísticos y sectores juveniles llenos de restaurantes, tiendas y discotecas.

No voy a describirte la ciudad porque creo que es mejor que la descubras por ti mismo, pero lo que sí puedo decirte, es que si tienes la oportunidad de ir ¡no la desaproveches por nada del mundo! ¡No lo lamentarás! Pero recuerda, la vida en Miami es bastante costosa, sobre todo por las noches.

Te recomiendo ir a un juego de los Miami Heat (baloncesto), los Miami Dolphins (fútbol americano), los Marlins (béisbol) y los Florida Panthers (hockey). También, te aconsejo un paseo por el barrio de Wynwood y una cena en Española Way. Siempre hay muchos conciertos y eventos en el American Airlines Arena.

Fuera de la ciudad, te sugiero visitar Key West, los parques de atracciones de Orlando y, si puedes, hacer un crucero por las Bahamas.

Me siento muy contento de que ESL me haya recomendado EC Miami.

La escuela está ubicada en pleno South Beach, una de las calles comerciales más importantes de la ciudad y a 10 minutos de la playa. Con un fácil acceso desde cualquier lugar de la ciudad, esta escuela es nueva (tiene solo dos años de instaurada) y está dotada de tableros electrónicos de última tecnología, lo cual hace que las clases sean más interesantes y fáciles de entender.

Todo el equipo de EC es muy amable y te dan una cálida bienvenida. Yo estuve en estrecho contacto con las personas de la recepción, ya que era “student ambassador” (una experiencia fantástica que le aconsejo a los que les gusta el contacto humano y la organización de actividades, y a aquellos que se queden por más de tres meses en Miami), lo cual fue muy enriquecedor para mí porque el grupo es muy dinámico, amable y siempre sonriente.

Las tres directoras son muy abiertas a las sugerencias para facilitar la vida de los estudiantes y me entendí a la perfección con ellas.

Todos los profesores son muy diferentes y cada uno enseña inglés a su manera, lo cual permite ver todas las facetas del idioma. Todos se caracterizan por su amabilidad, aunque algunos son un poco “old school” en mi opinión.

En seis meses, mejoré sobre todo mi comprensión oral y mi expresión escrita. Ahora puedo hablar inglés fluidamente, gracias al hecho de participar al máximo en las clases y de no tener miedo de hablar con hablantes nativos de inglés en las calles. El trabajo en clase es variado, ya que cada grupo tiene dos profesores, uno para los lunes, miércoles y viernes, y el otro para los martes y jueves. Las clases temáticas de los cursos intensivos son estupendas y ofrecen una amplia variedad.

La escuela es multicultural y por esta razón se puede conocer gente de otros países y aprender sobre diferentes culturas. Sin embargo, el país más representado es Suiza, con un gran número de suizos de habla alemana.

Por mi propia decisión, estuve en tres alojamientos diferentes y me pareció genial. Las familias anfitrionas son en la mayoría de casos muy amables. La mía fue muy simpática y servicial, pero a veces viven muy lejos y el servicio de autobuses es una gran debilidad en Miami.

Los alojamientos en South Beach son sin duda los más caros, pero todos son muy cómodos y están muy bien situados (10-15 minutos a pie de la escuela).

En el downtown, EC arrienda apartamentos/pisos para 5 personas en un maravilloso hotel con piscina, jacuzzi y gimnasio incluido. Se encuentra a pocos metros de la parada de autobús, donde la ruta A te llevará a la escuela en máximo 20 minutos.

Espero que esta información te de ganas de estudiar en Miami, porque es una ciudad hecha para los jóvenes ¡y volverás a casa con los mejores recuerdos!

Para terminar, sigue el lema de Miami: Don’t be shy!

Por Giangiuseppe Torsiello

¿Qué opinas?