Malta: sol y buena comida

He pasado dos semanas en la Escuela EC Malta en St. Julians y mi experiencia ha sido fantástica.

Desde un primer momento me he sentido seguro y acogido por la isla y por sus gentes, la verdad que St. Julians ha cumplido con mis expectativas; es la zona más turística, pero es la que cuenta con más servicios de restauración, ocio, supermercados, tiendas de la isla, está todo concentrado por la zona. Eso sí, para quien no le guste el ruido, es el epicentro de las discotecas y fiestas nocturnas, pero tampoco ha sido un inconveniente porque al final te animas a salir y conoces gente de todos sitios.

blue-grotto-excursion

 

He disfrutado al máximo de mis dos semanas en este destino, del sol, de la buena comida, visitando las magníficas playas de Gozo y Comino, donde se rodó la famosa serie “Juego de Tronos”. Los diferentes puntos de interés que tiene Malta son bastantes accesibles por bus, el precio del billete es de dos euros, que es nada, o por barco, como La Valeta, el pueblo medieval de Mdina o las cuevas marinas de Blu Grotto, así que he aprovechado en todo momento para conocer la Isla y mejorar mi inglés tanto con los estudiantes de la escuela como con los locales, que suelen ser muy amables.

Por otro lado, la escuela dispone de varios edificios con instalaciones modernas, biblioteca, sala de ordenadores y un programa de actividades muy completo, además de un profesorado cualificado venido de diversas partes del mundo. Tiene un mix muy alto de nacionalidades, lo que te da la oportunidad de hacer amigos de todo el planeta como Brasil, Japón, Corea, Kazajistán, Rusia, Colombia, Talandia, etcétera, incluso en los apartamentos compartidos en los que dormí todos teníamos diferente nacionalidad, lo que me ayudó a seguir practicando más el idioma.

classroom

Recomiendo Malta como destino para aprender inglés de manera relajada, es un país pequeño pero muy seguro con buen clima durante todo el año y unos sabores mediterráneos muy parecidos a los de España. Me ha resultado fácil y cómodo, ¡¡volveré!!

Por Antonio Vázquez

¿Qué opinas?