6 meses que cundieron como 6 años

Giacomo es un estudiante de 19 años de Brescia (Italia) que decidió tomarse un año sabático al terminar el instituto, para así decidir qué hacer con su vida. No sabía exactamente qué quería hacer con esos meses, pero sí tenía claro que necesitaba mejorar su nivel de inglés, por lo que se puso en contacto con nosotros para que lo ayudásemos a organizar su viaje. ¡Dicho y hecho! Giacomo viajó a EE. UU. para una estancia inolvidable en un campus americano de verdad. Ya está de vuelta, y ha compartido su experiencia con nosotros… esto es lo que nos ha contado:

IMG_0457

 

Pasé 6 meses viviendo en un campus americano «de verdad», en Nueva Jersey. El campus se llama Rider University y, comparado con otras universidades, no es muy grande (¡aunque comparado con las italianas, sí!), pero es agradable, limpio y todo funciona muy bien.

Elegí Nueva Jersey porque es uno de los pocos programas en los que la escuela de idiomas está en un campus; esto me permitió relacionarme no solo con otros estudiantes internacionales, sino también con americanos.

Mis compañeros de clase eran todos extranjeros. El campus lo compartíamos con los estudiantes de Rider: el comedor, el gimnasio, las instalaciones de ocio, las diferentes organizaciones y mucho más.

De septiembre de 2016 a marzo de 2017, viví en una residencia con más de 50 personas más. En The Centennial House viven estudiantes de todo el mundo, ¡así que ahora tengo amigos en varios continentes! Ya me han invitado a Colombia, Venezuela, China, Japón y Malasia.

Las amistades que hice en EE. UU. son sólidas y genuinas, y espero que duren mucho tiempo. De hecho, estoy bastante seguro de que lo harán; en este tipo de experiencias, 6 meses parecen 6 años.

Aunque mis amigos fueron una parte fundamental de mi experiencia en Rider University, también estudié y tuve muy buenos resultados. Realicé un curso intensivo de 24 semanas y, gracias al apoyo de mis profesores y a lo que me esforcé, obtuve muy buenos resultados tanto en el examen TOEFL como en el IELTS.

Además, Kings Education –mi escuela de inglés en el campus– me dio algo parecido a un trabajo mientras estaba ahí: ¡fui «embajador social» de Kings New Jersey! Yo gestionaba las redes sociales de la escuela (Facebook, Instagram y Snapchat) e involucraba a los demás estudiantes en diferentes actividades. ¡Hasta recibí una carta de recomendación redactada por el director del centro al final de mi estancia!

En conclusión, estoy muy contento de la decisión que tomé el verano pasado. ¡Este tipo de experiencias son inolvidables! Quiero dar las gracias a mis nuevos amigos, al equipo increíble de Kings Education NK y a ESL, quienes me enviaron al lugar adecuado.

FullSizeRender

 

La experiencia de Giacomo demuestra que una estancia lingüística puede ser un trampolín para tu futuro profesional: ¡dos títulos de idiomas y una carta de recomendación no pasan inadvertidos!

Por Alessia Versaci

¿Qué opinas?