Cómo convencer a tus padres para que te dejen estudiar en el extranjero

Carrera agosto 20, 2019

Ya has decidido adónde quieres ir y qué idioma estudiar, y te pasas el día fantaseando con tu nueva vida en otro país. Ahora solo te falta lo más importante: convencer a tus padres para que te dejen estudiar en el extranjero.

¡Tenemos los argumentos perfectos para responder a las negativas de tus padres! Sigue leyendo para descubrir cómo convencer a tus padres para que te dejen estudiar en el extranjero. Toma buena nota de nuestros consejos y en un par de meses tendrás a tus padres ayudándote a hacer la maleta, por muy en contra que pueda parecer que están ahora.

1. Estarás seguro y en buenas manos

Dejar a sus hijos estudiar en el extranjero es un paso difícil de dar para la mayoría de los padres, así que tienes que tener una estrategia bien definida antes de sacar el tema. ¿Qué es lo que más preocupa a los padres cuando sus hijos viajan a otro país? ¡La seguridad!

Puedes recordarles que, tal y como apunta este artículo de BBC Travel, más de 4 millones de jóvenes estudian en el extranjero cada año y, según la Unesco, este número aumenta un 12 % año tras año. Si tus padres ven que mucha gente estudia fuera, les parecerá menos arriesgado que lo hagas tú.

Para que estén aún más tranquilos, alójate en casa de una familia. Además de ser una opción fantástica para mejorar el idioma y sumergirte en la cultura local, seguro que tus padres agradecen que otra familia esté pendiente de su hijo o hija. ¡Son todo ventajas!

2. Sacarás mejores notas

Si no destacas por tus notas en lengua extranjera, piensa en lo bien que te vendrá pasar un tiempo hablando el idioma con hablantes nativos y en total inmersión cultural. Además de ayudarte a sacar mejores notas en el idioma en cuestión, durante tu experiencia en el extranjero también aprenderás sobre historia, geografía, arte o música, ¡así que seguro que tus notas también suben en esas asignaturas!

Si tus padres han estado insistiendo en que te saques un diploma oficial del idioma que estás estudiando, ese es otro as que te conviene tener guardado en la manga. Estudiar en el extranjero en total inmersión es la mejor manera de prepararse para un examen oficial… ¡incluso puedes hacer el examen durante tu estancia! No hay mejor manera de demostrar que tu tiempo en el extranjero ha valido la pena que volver a casa con un título entre manos.

3. Te volverás más responsable y maduro

Si tus padres están hartos de estar todo el día detrás de ti para que ordenes tu cuarto, ayudes en casa o hagas los deberes, les encantará saber que estudiar en el extranjero te obligará a madurar y ser más responsable. Durante tu estancia, serás más independiente de lo habitual (aunque te alojes en casa de una familia o en una residencia vigilada las 24 horas); ¡puede que tus padres ni reconozcan cuando vuelvas! Ofrécete para hacer la cena y cocina alguna de las recetas que aprendiste en el extranjero… ¡los dejarás boquiabiertos!

4. Tendrás más posibilidades de encontrar trabajo

Otro plan de ataque para convencer a tus padres para que te dejen estudiar en el extranjero es hacerles ver la de puertas que te abrirá en el futuro. Según un estudio, el 90 % de los estudiantes que estudiaron en el extranjero encontraron trabajo menos de seis meses después de licenciarse y ganan un 25 % más que aquellos que no estudiaron en el extranjero.

Ahora que el mercado laboral es más competitivo que nunca, es fundamental destacar entre la multitud, y tanto el dominar un idioma como el haber pasado un tiempo en el extranjero son dos maneras fantásticas de sobresalir.

5. Pueden ir contigo (o a visitarte, como mínimo)

Si tus padres no ceden y siguen sin estar convencidos, hay un último recurso: ¡diles que vayan contigo! Un curso de idiomas breve en el extranjero con tu familia durante las vacaciones es una manera estupenda de que abran la mente. Así, en lugar de hacer el típico (y aburrido) viaje familiar, ¡podéis combinar turismo e idiomas a través de una estancia lingüística en el extranjero!

Si no quieren que estudies en el extranjero tú solo, recuérdales que puede ir a visitarte, lo cual también les permitirá explorar un nuevo rincón del mundo.

Las pruebas son claras: estudiar un idioma en el extranjero tiene un montón de ventajas que tus padres no pueden negar. Si, aun así, no consigues que tus padres den su brazo a torcer, ponte en contacto con ESL y deja que nuestros asesores les expliquen lo mucho que una experiencia en el extranjero te ayudará a lo largo de tu vida. ¡También les harán ver que no tiene por qué ser caro! ¡Nosotros sabemos manejarlos!

Estudia en el extranjero

Por Leah Ganse

¿Qué opinas?