Cómo estudiar en el extranjero de manera sostenible

Viajes junio 1, 2020

Los estudiantes de hoy en día se toman el tema del medio ambiente muy en serio, por lo que muchos quieren reducir su huella de carbono. Tras la repercusión internacional del activismo contra el cambio climático de jóvenes como la adolescente sueca Greta Thunberg, muchos estudiantes están buscando maneras de estudiar en el extranjero de manera sostenible. Por suerte, hay un montón de buenas prácticas que se pueden aplicar para viajar de manera más respetuosa con el medio ambiente, más allá de evitar comprar souvenirs de plástico o apagar siempre la luz… Con motivo del Día Internacional del Medio Ambiente, ¡hemos preparado una lista de consejos!

1. Intenta no volar

Puede que nuestro primer consejo para estudiar en el extranjero de manera sostenible requiera un poco de creatividad, pero vale la pena, ya que reduce drásticamente el impacto medioambiental de tu viaje. De hecho, con coger un solo vuelo, podrías estar emitiendo más CO2 del que emiten muchas personas en un año. Ponle remedio: opta por estudiar en un destino al que puedas llegar en cualquier otro medio de transporte.

Si vives en Europa, lo tienes bastante fácil, ya que el continente dispone de una de las mejores redes ferroviarias del mundo y podrás ir en tren a prácticamente cualquier lado. Plantéate la opción de ir a Escocia en lugar de Estados Unidos o a Francia en lugar de Canadá para reducir significativamente tu huella de carbono. Además, ¡piensa en las vistas tan maravillosas de las que vas a disfrutar!

2. Elige una ciudad en la que te puedas mover en bici

El siguiente consejo también está relacionado con el transporte, pero este va sobre dos ruedas. Si eliges una ciudad en la que sea habitual moverse en bicicleta de un lado a otro, conseguirás emitir menos CO2, ya que podrás evitar transportarte en coche o, incluso, en transporte público.

¿Y qué ciudades son aptas para ciclistas? Si crees que Ámsterdam es tu única opción, ¡te equivocas! Si bien la capital neerlandesa es el ejemplo perfecto de ciudad bike-friendly, otras urbes con una buena red de carriles para bicicletas son Barcelona, Berlín, Burdeos, Copenhague o Dublín. Una vez allí, cómprate una bicicleta de segunda mano, en lugar de una nueva, para reducir todavía más tu huella… ¡y a pedalear!

3. Alójate con una familia

Vivir con una familia local no solo es una experiencia cultural incomparable, sino que, además, es una manera fantástica de estudiar en el extranjero de manera sostenible. ¿Por qué? Muy sencillo: al convivir con otras personas, estarás compartiendo electricidad y agua, por lo que tu huella de carbono total será menor. También puedes compartir apartamento con estudiantes del lugar en cuestión, pero no hay nada más auténtico que quedarse con una familia local. Además, es una forma muy interesante de probar la comida casera del destino en el que vayas a estudiar 🙂

4. Haz un voluntariado

Probablemente hayas escuchado el famoso dicho «llévate solo tus recuerdos; deja solo tus huellas». Pues bien, los voluntariados en el extranjero son una manera fantástica de seguir este mantra. Para compensar el CO2 emitido en tu viaje, puedes participar como voluntario en proyectos de conservación del medio o echar una mano en una iniciativa social local para ayudar a la comunidad que te ha acogido. Ya sea trabajando con especies en peligro de extinción, plantando árboles o ayudando a cuidar a niños o ancianos, al hacer un voluntariado, uno recibe mucho más de lo que da.

5. Elige un destino con opciones veganas

El consenso es claro: comer carne no es sostenible, debido al gran impacto medioambiental de la ganadería intensiva. No estamos diciendo que debas dejar de consumir carne si no eres vegetariano o vegano, pero no está de más buscar una ciudad en la que haya opciones veganas, para que puedas sumarte a los famosos lunes sin carne (meatless Mondays).

Además de no pasarte con los filetes y hamburguesas, asegúrate de consumir fruta y verdura de proximidad para reducir tu huella. ¡Piensa en lo mucho que podrás practicar el idioma mientras rastreas los mercados locales! Si estabas buscando la forma estudiar en el extranjero de manera sostenible, ¡aplaudimos tu compromiso! Si sigues los consejos de este artículo, podrás viajar sin sentirte culpable y sin tener que preocuparte por tu huella de carbono. Así que, ya sabes… ¡prepara las maletas!

Estudia en el extranjero de manera sostenible

Por Leah Ganse

¿Qué opinas?