Trabajar en un idioma extranjero: ¿qué nivel se necesita?

Carrera febrero 26, 2015

Pocas cosas permiten desarrollar las competencias lingüísticas más rápidamente que trabajar en una lengua extranjera. Hablar el idioma durante varias horas al día mejorará tu dominio del mismo y te permitirá ampliar tu vocabulario con un amplio espectro de términos específicos. Todo esto sin olvidar las cañas de después del trabajo, las pausas para el café, los cotilleos de la comida y, en general, la socialización del día a día en una empresa.

El gran reto, en realidad, es encontrar un puesto de trabajo.

Para poder siquiera pensar en postular a determinados puestos especializados, hay que tener un buen dominio del idioma. Por ejemplo, tras una reciente polémica en torno a algunos médicos que no conseguían comunicarse con sus pacientes, el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido aumentó el nivel mínimo de inglés a un 7,5 en el examen IELTS (entre C1 y C2 en el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas).

Para que te hagas una idea, en la mayoría de las principales universidades del Reino Unido hay que obtener una calificación de entre 5 y 7 en el IELTS para ser admitido en los cursos que se imparten en inglés.

Obviamente, el de los doctores es un ejemplo bastante extremo, en el que las aptitudes lingüísticas pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Una vez alcances un nivel intermedio, te surgirán más oportunidades laborales, pero también hay puestos para principiantes.

Una cosa a tener en cuenta…

Las empresas tienen más en cuenta la actitud y el entusiasmo de los candidatos que su nivel de idiomas. Además, si se tiene una actitud positiva, también se desarrollan con más facilidad tanto las habilidades para el trabajo en cuestión como las aptitudes lingüísticas.

Oportunidades laborales con un nivel principiante/intermedio-bajo (A2/B1 en el MCER)

Si tienes dificultades para entender lo que te dicen y utilizas un repertorio limitado de expresiones que has estado ensayando… ¡tal vez lo tuyo sea la política!

picking-fruit

Bromas aparte, los puestos a los que se puede acceder con un nivel principiante incluyen trabajos manuales en fábricas o almacenes, en el sector de la agricultura (como, por ejemplo, la recolección de fruta) o en el de la limpieza. En estos tipos de trabajos la comunicación es escasa, pero garantizan una fuente de ingresos, que te permitirá prolongar tu estancia en el extranjero.

Oportunidades laborales con un nivel intermedio (B1/B2 en el MCER)

Con un nivel intermedio, las oportunidades laborales son más interesantes. Trabajar en el sector servicios, por ejemplo, es una manera fantástica de mejorar las aptitudes lingüísticas, ya que se habla todo el día hablando con clientes y compañeros. Encontrar un empleo en un hotel, bar, restaurante o cafetería es una opción muy habitual y una manera fantástica de conocer gente.

waitresses

Como en todos los sectores, los conocimientos de idiomas suponen una gran ventaja. En un bar con mucho alboroto, puede hacerse difícil oír a la gente, pero en un entorno social no faltarán las oportunidades para practicar el idioma.

Los sectores que ofrecen oportunidades para principiantes, obviamente, también las tienen para personas con un nivel intermedio.

Oportunidades laborales con un nivel avanzado (C1 en el MCER)

Una vez alcanzado el nivel C1, podrás acceder a formación universitaria (muchas universidades exigen un examen o certificado que acredite un nivel B2), al igual que a una amplia variedad de puestos de trabajo. Tendrás la posibilidad de encontrar un trabajo de oficina que requiera conocimientos de tu lengua materna y de un idioma extranjero, pero ten en cuenta que no tendrás los mismos beneficios que en un ambiente laboral en el que utilices solamente tu segundo idioma.

cool-office

Aquellos empleos para los que se necesitan habilidades comunicativas muy precisas, como, por ejemplo, cualquier puesto que conlleve la redacción de textos. Volvamos al ejemplo del servicio sanitario del Reino Unido: aunque no se pueda ser doctor con un inglés de B2/C1, sí es suficiente para ser enfermero.

Certificados

La mejor manera de demostrar el nivel que se tiene a una empresa o potencial empleador es a través de un examen o certificado oficial. Echa un vistazo a nuestros cursos de preparación para exámenes de inglés, y de otros idiomas.

Trabajar en otro idioma en tu país

Puedes adquirir experiencia trabajando en otro idioma más cerca de casa. Muchas grandes multinacionales optan por centralizar determinadas operaciones; un puesto habitual es la atención telefónica al cliente.

Programas “Work & Study”

Encontrar tu primer empleo en un idioma extranjero probablemente sea el paso más difícil. Al no conocer el mercado laboral local, te resultará más difícil preparar un CV que llame la atención.

Ofrecemos un amplio abanico de programas que te ayudarán a encontrar un puesto para personas con un nivel intermedio (B1-B2 en el MCER) o superior.

Experiencias laborales y prácticas

Si tu objetivo es encontrar un empleo de larga duración en un idioma o país extranjero, unas prácticas laborales son un muy buen comienzo. En los sectores más competitivos, es necesario tener algo de experiencia laboral relevante para que tu CV se tenga en cuenta.

Nuestros programas de prácticas ofrecen la oportunidad de combinar un curso de idiomas con unas prácticas de larga duración al final del mismo. La opción de realizar prácticas está disponible a partir del nivel intermedio.

Una manera excelente de mejorar la soltura

Una vez hayas aprendido la gramática básica de un idioma, y tengas una sólida base lingüística, conseguirás hablar con más soltura con mucha práctica. Pasar horas trabajando en otro idioma te permitirá ganar un poco de dinero y practicar el idioma.

¿Qué consejos tienes para trabajar en un idioma extranjero?

Créditos de las imágenes: Recolectando fruta – Shutterstock, Camareras – Shutterstock, Oficina – Shutterstock

Por Alex Hammond

¿Qué opinas?