4 ideas para elegir qué hacer después del instituto

Carrera octubre 29, 2019

Si estás a punto de terminar el instituto y no tienes claro qué hacer a continuación, ¡no te preocupes! Este momento de indecisión solo puede significar una cosa: tienes un sinfín de oportunidades ante ti.

Cada vez más jóvenes deciden tomarse un año sabático o gap year antes de continuar sus estudios o comenzar su vida laboral. Un tiempo para vivir nuevas experiencias, aprender y reflexionar sobre cuál será el siguiente paso. Te damos varias ideas para ayudarte a decidir qué hacer después del instituto:

Un voluntariado en el extranjero

La opción perfecta si buscas vivir nuevas experiencias mientras colaboras en proyectos sociales o medioambientales. Hacer un voluntariado te permite conocer el día a día de comunidades locales, comprender sus necesidades y poner tu granito de arena para mejorar su situación. Una forma muy interesante de descubrir su cultura dando algo a cambio.

A nivel individual, realizar un programa de voluntariado puede resultar muy enriquecedor. Se refuerzan aptitudes como la empatía y la capacidad de trabajar en equipo y, además, se gana confianza en uno mismo; cualidades que resultan muy útiles para el futuro laboral.

Ayudar de forma desinteresada es, incluso, bueno para tu salud. Un estudio de la Universidad de British Columbia (Vancouver) analizó el impacto que realizar tareas de voluntariado tiene entre jóvenes y adolescentes. Los resultados señalaron que al aumentar la empatía y el comportamiento altruista mejoraba también la salud cardiovascular de estos jóvenes.

Trabajar mientras aprendes otro idioma

Si estás pensando en conseguir algo de experiencia laboral, ¿por qué no hacerlo mientras aprendes otro idioma? De esta manera sacarás más partido a la experiencia, podrás darle otro empujón a tu currículum y ganarás aún más confianza en ti mismo.

Una opción es realizar una estancia como au pair, para convivir con una familia y descubrir de primera mano cómo es la vida en otro país. El trabajo como au pair está lleno de responsabilidades que seguramente sean nuevas para ti y te ayudarán a aprender y crecer como persona. Y, al final, volverás a casa con nuevos amigos y una familia en el extranjero.

Pero las opciones no acaban ahí. Existen multitud de programas work and study que permiten combinar un trabajo con clases de idiomas. De esta forma y tras unos meses, ¡habrás conseguido dominar un idioma extranjero casi sin enterarte!

Hay numerosas opciones que se adaptan a tus gustos y necesidades. Además, se trata de una alternativa muy económica ya que puedes ganar un dinerillo para tus gastos durante los meses que estás fuera.

Completar tus estudios

¿Dudas entre varias carreras o profesiones y no sabes cuál elegir? No estás solo: se trata de una situación muy común. Es una de las razones por la que muchos no tienen claro qué hacer después del instituto. Una buena idea en estos casos es realizar cursos de iniciación para probar si te gustan antes de decantarte por una opción definitivamente.

Si decides hacerlo en el extranjero, puedes optar por cursos de idiomas con prácticas laborales en empresas, hoteles y restaurantes, entre otros; una oportunidad única para dar los primeros pasos en los campos que más te interesan, aprender cómo se estudia y trabaja en otros lugares del mundo y darle un toque mucho más original y único a tu currículum.

Viajar por todo el mundo

Hacer las maletas y salir a conocer mundo, ya sea solo o acompañado, marca siempre el inicio de una aventura. Viajar permite hacer nuevos amigos, conocer otras culturas y descubrir alternativas que ni imaginabas, además de afianzar los idiomas que ya conoces y aprender otros nuevos. ¿Por qué no aprovechar todo esto antes de decidir cuál será tu siguiente paso?

Las opciones son casi infinitas. Puedes recorrer Europa con el Interrail, coger un avión a algún país que siempre te haya fascinado o probar un estilo de vida totalmente diferente al tuyo al otro lado del mundo. ¡Tú eliges! Volverás con nuevas ideas, más seguro de tus planes de futuro y con un montón de experiencias positivas a tus espaldas.

El final del instituto marca el momento en el que comienzas a tomar tus propias decisiones y dar forma a tu futuro. Se trata, por lo tanto, de un momento lleno de dudas pero también de ilusiones, posibilidades y aventuras.

Si te estás planteando vivir una experiencia en el extranjero, no lo pienses más: ponte en contacto con ESL. Nuestros asesores te ayudarán a elegir la opción que más se adapta a tus gustos y tus planes. ¡Contarás con la mejor asistencia para elegir qué hacer después del instituto!

¡Disfruta de un gap year en el extranjero!

Por Tania Alonso

¿Qué opinas?