Preguntas que tendrás (sí o sí) antes de tu primer curso de idiomas en el extranjero

Carrera noviembre 26, 2019

Después de mucho tiempo dándole vueltas, ¡por fin has dado el paso y has reservado tu primer curso de idiomas en el extranjero! Probablemente estés muy ilusionado y deseando empezar tu nueva aventura, pero, a medida que se acerca el gran día, seguro que te están surgiendo un montón de dudas de última hora. No te preocupes, ¡le pasa a todo estudiante primerizo!

Estudiar un idioma en el extranjero por primera vez no es poca cosa, por lo que es natural querer tenerlo todo controlado. ¡Además, estamos aquí para echarte una mano! En este artículo, encontrarás respuesta a algunas de las preguntas más habituales que tienen los estudiantes antes de su primer curso de idiomas en el extranjero.

1. ¿Cómo será el alojamiento?

Es esencial que te sientas cómodo y bienvenido en tu alojamiento en el extranjero. Si te vas a quedar con una familia, puedes enviarles un correo antes de viajar para romper el hielo. Así, os conoceréis un poco más de antemano, lo cual seguro que ellos también agradecen. Ah, y llevarles un recuerdo de tu país te ayudará a tener cosas de las que hablar el primer día.

Si te vas a alojar en una residencia de estudiantes, un apartamento o un estudio, mira toda la información, fotos y opiniones que puedas en Google Maps, Facebook o en la web de tu agencia. Probablemente ya lo hayas hecho antes de reservar el alojamiento, pero volver a revisarlo todo te ayudará a calmar un poco los nervios. Otro truco es llevar esos artículos básicos que hacen que te sientas como en casa vayas donde vayas.

2. ¿Y si no sé llegar a la escuela?

Moverse por una ciudad nueva puede intimidar un poco al principio, pero hay un par de cosas que puedes hacer para no estresarte el primer día de clase. Cuando llegues a tu destino, aunque no tengas clase ese día, reserva un poco de tiempo para ir del alojamiento a la escuela; esto te permitirá familiarizarte con el trayecto y saber cuánto te llevará llegar el primer día de tu curso.

Además, recuerda que las familias anfitrionas y el personal de las residencias estarán encantados de ayudarte, ¡así que no tengas miedo a preguntar! También puedes aprovechar la conexión wifi del alojamiento para descargar mapas locales en tu app preferida… si no tienes datos en el extranjero, te resultará muy útil poder utilizarlos sin conexión cuando estés por la calle.

3. ¿Y si no entiendo nada?

¿No es ese el motivo por el que vas a hacer tu primer curso de idiomas en el extranjero? Ya quieras aprender el idioma de cero o mejorar tus conocimientos lingüísticos, desafiarte a ti mismo a través de una estancia lingüística en total inmersión cultural es la mejor manera de aprender.

Recuerda que los anfitriones, los profesores y todo el personal de las escuelas están acostumbrados a pasar tiempo con gente de diferentes niveles lingüísticos.lra.. ¡no estás solo! Si, aun así, quieres ir bien preparado, puedes llevar un diccionario bilingüe de bolsillo o descargarte una aplicación de traducción por si las moscas.

4. ¿Cómo voy a hacer amigos?

¡No tienes de qué preocuparte! Te van a sobrar las oportunidades para conocer tanto gente local como a otros estudiantes internacionales durante tu primer curso de idiomas en el extranjero: en clase, durante las actividades organizadas por la escuela, en la residencia, a través de la familia anfitriona…

Si eres tímido o te gusta andar con un tipo de persona en concreto, recuerda que existen bastantes aplicaciones a través de las que puedes conocer gente con tus mismos interesas y aficiones.

5. ¿Debería contratar un seguro?

Sí, sin duda. Lo más probable es que todo vaya bien y no lo tengas que usar, pero hazle un favor a tu «yo futuro» y contrata un seguro de viaje que incluya cobertura de responsabilidad civil. Ten en cuenta que las tarjetas de crédito suelen incluir estas coberturas, así que, si utilizaste una para comprar los vuelos, ponte en contacto con tu banco o consulta las condiciones generales de tu tarjeta para saber si ofrecen esta ventaja.

Si tu seguro médico no incluye cobertura en el extranjero, recomendamos encarecidamente que te saques uno privado para tu estancia. ¡ESL te puede ayudar a conseguir una buena oferta!

6. ¿Y si no quiero que termine nunca?

¡Es muy probable que acabes pasándolo tan bien durante tu primer curso de idiomas en el extranjero que no quieras volver a casa! Si es así, solo tienes que ponerte en contacto con tu asesor personal y decirle que quieres prolongar tu estancia… ¡así de fácil!

Además, si decides repetir la experiencia y hacer otro curso de idiomas en el extranjero el año que viene, ¡ten en cuenta que ESL ofrece descuentos especiales para antiguos alumnos!

¿Aún tienes dudas? ¡Pregúntanos lo que quieras!

Por Carlos Heras

¿Qué opinas?