¿Qué tipo de alojamiento elegir para tus estudios en el extranjero?

Viajes diciembre 1, 2020

Decisiones, decisiones…

Hacer un curso de idiomas en el extranjero implica tomar un montón de decisiones: desde el destino, la escuela o el curso hasta, cómo no, ¡dónde alojarse! Dedicar tiempo a pensar dónde quieres vivir durante tu estancia en el extranjero y con quién quieres hacerlo es esencial para que tu estancia lingüística sea éxito.

Aunque vayas a pasar mucho tiempo en la escuela y explorando la ciudad que elijas, tener un hogar adecuado al que volver será una parte fundamental de tu experiencia. Eso sí, lo «adecuado» para una persona, tal vez no lo sea para otra, ya que cada estudiante tiene necesidades diferentes, en función de su edad, intereses y forma de ser.

Por eso, la mayoría de las escuelas de idiomas ofrecen una gran variedad de tipos de alojamiento. En este post, repasaremos algunas de las opciones de alojamiento más populares entre estudiantes en el extranjero, y te daremos toda la información que necesitas para elegir la que mejor se adapta a tus necesidades.

Casa de familia

Vivir con gente local te permite sumergirte todavía más en la cultura del destino en el que estés estudiando. Las familias que alojan a estudiantes internacionales suelen ser abiertos de mente y les gusta compartir su cultura e idioma con sus huéspedes. Podrás charlar con ellos y mejorar tus habilidades lingüísticas cómodamente y en un ambiente relajado. Además, al compartir el día a día con ellos, conocerás de cerca el estilo de vida local.

Alojarse en casa de una familia también es muy práctico, ya que normalmente se dispone de una habitación individual con baño compartido, además de pensión completa entre semana y media pensión los fines de semana. Así, no tendrás que dedicar tiempo a cocinar o limpiar, por ejemplo (¡aunque tal vez quieras hacerlo y ser el huésped perfecto!).

Es una opción fantástica para aquellos que quieran vivir como un autóctono más, y no les importe adaptarse a un ambiente y unas normas diferentes. Además, es una opción muy interesante si tienes un presupuesto ajustado, ya que suele ser la opción más asequible.

Un consejo: aunque tengas la llave de la casa y se convierta en tu segundo hogar, tal vez no sea el mejor tipo de alojamiento para ti si tienes intención de estar todo el día entrando y saliendo, o quieres ir de fiesta a menudo. Vas a estar conviviendo con una familia, por lo que es importante que te adaptes a su ritmo de vida y respetes su espacio personal para que todos disfrutéis de la experiencia al máximo.

Alojamiento en residencia

Estas residencias no siempre pertenecen a una escuela de idiomas en concreto, por lo que suele haber estudiantes de varias nacionalidades —y, a veces, locales— que estudian en diferentes centros. Así, alojarse en una residencia es una manera fantástica de conocer gente de todo el mundo y hacer buenos amigos en un ambiente divertido.

Este tipo de alojamiento también ofrece un buen equilibrio entre independencia y socialización, ya que los estudiantes suelen disponer de habitación propia, aunque compartan el baño o la cocina, por ejemplo. De hecho, casi todas las residencias de estudiantes tienen zonas comunes como salas de estar, bares o gimnasios.

Si estás acostumbrado a tener tu espacio, pero te gusta socializar y conocer gente nueva, te encantará vivir en una residencia durante tu curso de idiomas en el extranjero.

Apartamento compartido

Estos apartamentos se suelen compartir con otros estudiantes, tanto locales como internacionales. Cada inquilino dispone de habitación propia, mientras que el baño, la cocina, la sala de estar y demás zonas comunes son compartidas.

Podría decirse que compartir apartamento combina las ventajas de los otros dos tipos de alojamiento que hemos mencionado. Por un lado, disfrutarás de ese ambiente cercano y familiar, ya que, al convivir con otras personas, se crea un pequeño círculo social en el que es más fácil establecer vínculos. Por otro lado, disfrutarás de total independencia y podrás tener los horarios que te apetezca.

En resumen: si lo tuyo es socializar en grupos reducidos y te gusta organizar tu día a día a tu manera, probablemente te interese esta opción.

Apartamento individual

Por lo general, los apartamentos individuales son tipo estudio: con un mismo espacio para dormir, comer y relajarse, y baño propio.

Tener un apartamento privado al que volver al final del día te encantará si estás acostumbrado a vivir solo. Al tener todo el alojamiento para, disfrutarás de total privacidad y tranquilidad, después de aprender, socializar y explorar todo el día.

Estos son los tipos de alojamiento más comunes que ofrecen las escuelas de idiomas. ¿Quieres saber qué otras opciones tienes? Encontrar un hogar en el extranjero para tu estancia lingüística no siempre es tarea fácil… ¡Deja que te ayudemos a crear una experiencia a tu medida! Además de recibir asesoramiento y consejo personalizados, disfrutarás de los mejores descuentos y ofertas especiales para tu alojamiento.

Ponte en contacto con nosotros

Por Julia Hoyas

¿Qué opinas?