Viaja por el mundo con estas recetas internacionales

Viajes julio 21, 2020

Seas foodie o no, probablemente estés de acuerdo en que uno de los aspectos más divertidos y placenteros de viajar es descubrir otras gastronomías y estimular tus papilas gustativas con sabores nuevos. Incluso cuando lo que pruebas no te entusiasma, la experiencia es siempre en sí siempre vale la pena.

De hecho, se puede aprender mucho sobre la cultura de un país a través de la comida, al fijarse en los ingredientes e informarse cómo se obtienen, o al descubrir las tradiciones que la rodean. En la mayoría de países mediterráneos, por ejemplo, las reuniones sociales giran en torno a la comida, por lo que es clave en el estilo de vida local.

Aunque no hay duda de que la comida tiende a saber mejor cuando se come en su lugar de origen y la prepara un experto local, cocinar platos de otros países es una forma divertida de viajar por el mundo desde casa… ¡sorprende a tus invitados con estas recetas internacionales fáciles!

Rollitos de salchichas (Inglaterra)

Ingredientes

Preparación

1.- Precalentar el horno a 200 °C (400 °F).

2.- Mientras se calienta el horno, desenrolla las masas de hojaldre y corta cada una en 6 cuadrados del mismo tamaño, de manera que haya un total de 12 cuadrados. A continuación, úntalos de mostaza con un pincel de cocina. Corta la salchicha o salchichas, de manera que queden 12 unidades. Si no usas salchichas ya preparadas, dales la forma adecuada con las manos. Pon un pedacito de carne en cada cuadrado, envuelve la salchicha con la masa de hojaldre y séllala con un poco de huevo batido.

3.- Coloca los rollitos en una bandeja sin engrasar y barnízalos de nuevo por encima con el huevo restante.

4.- Hornéalos durante 20 minutos. Pero no te despistes… sabrás que están listos estén bien hinchados y dorados.

Consejo profesional: Los rollitos de salchicha se pueden comer tanto fríos como calientes, y se pueden congelar sin hornear. Van muy bien con una ensalada ligera de verano o con unas patatas fritas, si te apetece un capricho.

Lasaña (Italia)

Ingredientes

Preparación

1.- Cocina la carne picada en una sartén a fuego medio. Remuévela bien para que se desmenuce.

2.- Cuando la carne esté bien cocinada (cuando adquiera un tono marrón oscuro), escúrrela y añade la salsa de pasta.

3.- Ahora, toca “construir” la lasaña. Esparce un tercio de la salsa de carne sobre una bandeja para horno ligeramente engrasada. Coloca tres láminas de pasta, luego la mitad del queso ricota y, después, la mitad de la mozzarella. Repite todo el proceso hasta que hayas usado todos los ingredientes. Vierte un poco de agua caliente en la bandeja y cúbrela bien con papel de aluminio.

4.- Mete la lasaña en el horno a 190 °C (375 °F) y espera 45 minutos. Retira el papel de aluminio y cocina en el horno 10 minutos más. Deja la lasaña reposar durante 10 minutos antes de servirla.

Nota del chef: Este plato va bien con cualquier tipo de ensalada, pan o incluso con verduras a la parrilla. ¿Quieres usar otros tipos de queso, en lugar de los de la receta? ¡Adelante!

Gazpacho (España)

Ingredientes

Preparación

1.- Lava y seca las verduras. Pela el ajo, la cebolla y el pepino, y retira las semillas del pimiento, los tomates y el pepino. Corta las verduras en trocitos.

2.- Pon las verduras en una batidora de vaso y licúalas a alta velocidad, hasta que sea un puré muy fino. Añade la sal y el vinagre, y baja la potencia de la batidora para añadir el aceite de oliva, poco a poco.

3.- Prueba el gazpacho y, si hace falta, añade un poco más de sal y de vinagre. Si la textura te ha quedado demasiado gruesa, añade un poco de agua fría.

4.- Guárdalo en la nevera y sírvelo bien frío.

Un dato: El gazpacho suele servirse como entrante, antes de un plato más contundente. Para que llene más, puedes añadirle un poco de pan; adquirirá una consistencia similar a la de una crema, así que hará falta una cuchara para disfrutarlo.

Galletas Linzer (Austria)

Ingredientes

Preparación

1.- Corta la mantequilla en pedazos pequeños y mézclala con la harina. Después, añade azúcar, huevo, azúcar avainillado y ralladura de cáscara de limón, y mezcla los ingredientes hasta formar una masa suave. Deja que la mezcla se enfríe durante al menos 30 minutos.

2.- Estira la masa con un rodillo para que quede con un grosor de unos 3 mm y córtala en círculos. A continuación, haz un agujero en el centro de la mitad de los trozos de masa.

3.- Coloca los trozos de masa en una bandeja y cocínalos en el horno —precalentado a 200°C (392°F)— durante unos 10 minutos, hasta que se doren.

4.- Cuando estén bien horneadas, unta mermelada sobre las galletas que no están agujereadas y tápalas con las galletas agujereadas. A continuación, espolvoréalas con azúcar glas. Repite el proceso con todas las galletas.

Más consejos: Como la mayoría de las galletas de masa quebrada, las galletas Linzer tardan hasta 14 días en coger la textura perfecta. Recomendamos guardarlas en cajitas metálicas bien cerradas.

Dato curioso: Estas galletas se suelen comer en Navidad en Austria, ¡pero están buenísimas en cualquier época del año!

Mousse de chocolate (Francia)

Ingredientes

Preparación

1.- Derrite el chocolate al baño maría o a baja potencia en el microondas. Déjalo enfriar un poco.

2.- En un cuenco de tamaño medio, monta las claras de huevo a punto de nieve.

3.- Mezcla con cuidado las yemas de huevo (a temperatura ambiente) con el azúcar, la vainilla y la sal. Añade poco a poco la mezcla de yema al chocolate fundido.

4.- Remueve lentamente la mezcla de chocolate y las claras de huevo a punto de nieve, echando 1/3 del chocolate de cada vez.

5.- Echa la mezcla en los vasitos en los que se vaya a servir. Dejar enfriar en la nevera durante 4 horas antes de servir.

Un consejo: No entres en pánico si se te sobrecalienta el chocolate. Para devolverle su textura suave, solo tienes que echarle un poco de agua hirviendo —una cucharadita de cada vez— y remover bien.

Como ves, con estas recetas internacionales es muy fácil preparar platos de todo el mundo. Ya sabes: ponte el gorro y el delantal… ¡y a cocinar!

Para hacerlo aún más divertido, elige una receta del próximo país al que vayas a viajar. ¿Qué mejor manera de poner a prueba tus habilidades culinarias? ¿Todavía no sabes adónde quieres ir?

Inspírate

Por Julia Hoyas

¿Qué opinas?