10 planes alternativos en Nueva York

Viajes agosto 28, 2018

Conocer Nueva York más allá de los rascacielos es algo que ningún viajero debería perderse. Ya sea la primera o la enésima vez que visites la Gran Manzana, descubrir las joyas ocultas de la ciudad siempre tiene su encanto. Ojo, dar un paseo por Central Park, ver un espectáculo de Broadway o saludar a la Estatua de la Libertad son todos planes estupendos, pero si te apetece conocer un lado diferente de esta emblemática ciudad, ¿por qué no te atreves con estos 10 planes alternativos en Nueva York?

 

1. Cambia Central Park por The High Line

Los parques de Nueva York son (literalmente) un verdadero soplo de aire fresco en plena jungla de asfalto. Inaugurado en 2009, The High Line se encuentra en constante expansión, y a día de hoy se extiende desde 14th Street en el West Side hasta 34th Street. Este parque está elevado sobre unas antiguas vías de tren, así que las vistas son espectaculares, sobre todo desde el Urban Theatre, desde donde podrás contemplar 10th Avenue en toda su gloria urbana.

 

Summer over the @highlinenyc and @theshedny.

A post shared by Timothy Schenck (@timothyschenck) on


 

2. Déjate sorprender por el último grito en gastronomía

En Nueva York, las tendencias culinarias surgen a un ritmo vertiginoso, así que estar al día de las últimas (y extravagantes) novedades gastronómicas es prácticamente misión imposible. Hamburguesas de ramen, bagels de arco iris, cócteles helados, lattes de unicornio, burritos de sushi y hasta tacos de saltamontes son solo algunos ejemplos de lo que te espera. ¡Ve abriendo boca mientras decides qué hashtag poner en Instagram!

 

Finger lickin’ good 👅🌈 #rainbowbagel #brooklyndays

A post shared by CLAIRE LUCIA SIMON ★ (@clairelucia) on

 

3. Asiste a un espectáculo de teatro (interactivo)

El panorama teatral de Nueva York es único en el mundo, aunque suelen ser los glamurosos musicales de Broadway los que acaparan toda la fama. No obstante, en los últimos años, el teatro interactivo viene pisando fuerte. ¡Estas obras participativas te harán vivir la historia en primera persona, literalmente! Al ser interactivas, la participación del público es fundamental, así que deja la timidez en casa. Algunas de las obras más populares incluyen la inquietante Sleep No More, Accomplice (en la que te embarcarás en un tour a pie por la ciudad de tres horas) y Drunk Shakespeare (sí, es exactamente lo que parece: una representación de Shakespeare con unas copas de más).

 

4. Visita un museo alternativo

Cuando piensas en museos neoyorkinos, seguro que se te vienen a la mente el Museo de Arte Metropolitano, el MoMA y el Museo de Historia Natural, ¡pero hay mucho más por descubrir! Manhattan está repleto de museos increíbles, tantos que ni siquiera los lugareños los conocen todos. No te pierdas el Museum of the American Gangster en el East Village y The Tenement Museum en el Lower East Side si quieres conocer más de cerca el pasado más turbio de la ciudad.

 

On its thirtieth anniversary , the Tenement Museum is proud to reveal its new Mission and Vision statements, reflecting a new direction for the institution at a time when its historic subject matter is front page news. The new statements are indicative of the Museum’s goal to expand its scope far beyond its physical location in the Lower East Side, through a range of new initiatives that aim to reshape the narrative around immigration in the United States. Mission: The Tenement Museum tells the uniquely American stories of immigrants, migrants, and refugees in the ongoing creation of our nation Vision: A society that embraces and values the fundamental role of immigration in the evolving American identity These initiatives include podcasting, developing schools curriculum and taking the Museum’s storytelling ‘on the road’. Through these initiatives, the Museum will dramatically expand the reach and impact of its programming, so that its work’s function, as outlined in the Mission statement, achieve the world outlined in its Vision statement. Stay tuned for many exciting forthcoming updates from the Tenement Museum! #TMturns30 . . . . . . . . . . #nycthingstodo #TMturns30 #les #immigration #refugeeswelcome #instadaily #picoftheday #museums #newdevelopments #changingtheworld

A post shared by The Tenement Museum (@thetenementmuseum) on

 

5. Descubre las otras islas de Nueva York

¡Hay vida más allá de Manhattan Island! Toma el teleférico a Roosevelt Island (¡tiene menos de 250 metros de ancho!), relájate en una hamaca o asiste a un festival de música en Governors Island, o ponte hasta arriba de marisco en City Island, en el Bronx. Eso sí, mejor no te acerques demasiado ni a Rikers Island, donde se encuentra la cárcel de máxima seguridad de Nueva York, ni a North Brother Island, que alberga un antiguo hospital de la viruela abandonado de lo más escalofriante. ¡Incluso se cree que por allí merodea el fantasma de Typhoid Mary («María la Tifoidea»)!

 

6. Disfruta de un brunch digno de una reina

La idea de ir de brunch un domingo en Nueva York no es precisamente novedosa, pero si no has ido nunca a un drag brunch, no sabes lo que te pierdes. Mientras saboreas tu mimosa o le hincas el diente a tus huevos benedictinos, las mejores drag queens de la ciudad animarán el ambiente a base de divertidos monólogos, música y baile. Lips en Midtown East y La Pulpería en Hell’s Kitchen son dos opciones inmejorables – ¡pero no te olvides de reservar mesa con antelación!

 

7. Haz un tour del mejor arte callejero de Bushwick

En su día, el barrio de Bushwick, en Brooklyn, era el máximo exponente de los planes alternativos en Nueva York, pero desde la llegada de la gentrificación (o más bien de la «hipsterización»), ya no es la joya oculta de antes. Entre cafetería y cafetería y sesión de tiendas vintage, asegúrate de hacer una parada para contemplar los increíbles murales de la ciudad y su impresionante arte callejero. Puedes apuntarte a un tour gratuito organizado por The Bushwick Collective, ¡o simplemente sal a la calle y ponte a explorar!

 

8. Pon rumbo a Red Hook

Este recóndito y pequeño barrio de Brooklyn es el lugar perfecto para pasar el día a tu aire. Prueba las cervezas artesanales y los cócteles de las cervecerías y destilerías locales (hay hasta una bodega), y ponte las botas de comida latina en el mercado de comestibles de Red Hook. Si lo que buscas son unas insuperables vistas del mar, nada mejor que el Louis Valentino, Jr. Park and Pier, con la Estatua de la Libertad de fondo justo en la orilla de enfrente.

 

9. Súbete al Seaglass Carousel

Si siempre has soñado con darte una vuelta de lo más psicodélica a lomos de una deslumbrante criatura marina, ya estás tardando en ir a Battery Park, en el extremo sur de Manhattan Island. Construido como un homenaje al acuario de la ciudad, que en su día se encontraba en este parque, este carrusel cuenta con infinidad de peces incandescentes que hacen las delicias de niños y mayores. ¡Ideal para una visita nocturna!

 

Thanks @penneysoon for capturing golden hour at #SeaGlassCarousel

A post shared by SeaGlass Carousel The Battery (@seaglasscarousel) on

 

10. Disfruta de las mejores vistas de la ciudad

Si ya has hecho turismo por Nueva York, probablemente hayas visto la ciudad desde el Empire State Building, pero no creas que esta es la única forma de contemplar Nueva York a vista de pájaro. Manhattan está a rebosar de terrazas de hoteles donde tomar una copa, pero suelen ser caras y estar algo masificadas. Mejor déjate caer por alguna terraza en Brooklyn o en Queens, desde donde podrás admirar la brillante silueta de Manhattan. Te recomendamos Rooftop Reds (una bodega con terraza donde también organizan eventos, como clases de yoga al atardecer y noches de cine al aire libre), Berry Park, conocido por sus cervezas alemanas, Our Wicked Lady, donde sirven cócteles espectaculares al caer el sol, y Kimoto Rooftop Garden, cuya especialidad es la comida asiática.

Encuentra un curso de inglés alternativo en Nueva York

Por Leah Ganse

¿Qué opinas?