5 planes alternativos en Malta

Viajes mayo 15, 2018

Famosa por sus paradisiacas playas de aguas cristalinas, sus antiquísimas ciudades de suelo empedrado y coloridos balcones, y por su incomparable vida nocturna, dar con planes alternativos en Malta puede suponer un reto. Eso sí, si te lo propones, descubrirás un lado desconocido de la isla y la disfrutarás como nunca.

 

1. Asiste a un festival en el bosque

Sí, puede que Malta sea famosa por sus festivales, pero este es especial. Conocido como L-Imnarja por los lugareños, este festival se celebra en honor a San Pedro y San Pablo la víspera del 29 de junio. Los festejos se concentran en Buskett Gardens, el único bosque de Malta plantado por los Caballeros Hospitalarios como coto de caza, donde se hacen hogueras y banquetes a la luz de las velas. Y, hablando de banquetes, el plato típico de este festival es un guiso de conejo llamado Stuffat tal-fenek, que se come el día 29. Con ocasión de L-Imnarja también se celebran carreras de burros y de caballos, ¡así que podrás animar a tu favorito mientras te codeas con los malteses!

 

2. Acampa en la playa

No es ningún secreto que las playas de Malta se llenan hasta la bandera en verano, pero si estás dispuesto a renunciar a algunas comodidades, tenemos la solución. Por tan solo 15 €, puedes alquilar una tienda y acampar en la mayoría de las impresionantes playas maltesas, ¡hasta en la famosísima Blue Lagoon! Así podrás disfrutar de la playa sin tener que preocuparte de las hordas de turistas de los ferris, para que puedas recrearte a fondo en el sonido de las olas y la belleza del mar a la luz de la luna.

 

3. Disfruta de las vistas desde las terrazas maltesas

Después de acampar, ¿por qué no te das un capricho visitando alguna de las terrazas de Malta? Si estás en Bugibba, dirígete al Café del Mar, cerca de la punta de la península, para disfrutar de un merecidísimo descanso y darte un chapuzón en su majestuosa piscina con vistas a St Paul’s Bay. O, si lo prefieres, déjate seducir por las espectaculares vistas y los deliciosos platos de fusión asiática de TemptAsian, en Sliema. Y, si pasas por Gozo, date un homenaje a base de vino y queso casero en Ta’Rikardu, y deja que la agradable brisa de su terraza te haga olvidar tus preocupaciones.

 

4. Descubre los vinos malteses

No puede faltar el vino en nuestra lista de planes alternativos en Malta. Puede que Francia, Italia y España sean los pesos pesados de los vinos europeos, ¡pero no subestimes a los vinos malteses! Sí, serán más económicos que otros vinos europeos, pero el terreno rocoso y las variedades de uva locales girgentina y gellewza, tostadas bajo el sol, le confieren a los vinos malteses un sabor único. Visita cualquiera de las bodegas de la isla, o déjate caer por los festivales vitícolas que organizan las bodegas de más renombre, como el Marsovin Summer Wine Festival o el Delicata Classic Wine Festival, que se celebra bajo las estrellas en los Upper Barrakka Gardens. Y es que hay una muy buena razón por la que nunca has oído hablar de los vinos de Malta – ¡a los malteses les gustan tanto que prefieren bebérselos ellos solitos en lugar de exportarlos!

Crédito de la imagen: © viewingmalta

 

5. Embárcate en la ruta Girgenti

Si lo tuyo son los planes alternativos en Malta, ¡no te puedes perder la ruta Girgenti! Este transitado sendero recorre el interior de la isla, sin bordear la costa, por lo que no aparece en las típicas listas de 10 cosas que hay que hacer en Malta. Este recorrido de medio día por el campo bajo el sol maltés hará las delicias de los amantes de la historia, pues podrás contemplar los misteriosos surcos de carros prehistóricos (los famosos cart-ruts) de Clapham Junction, el laberinto de cuevas conocido como Ghar il-Kbir, las tumbas púnicas y el palacio de Girgenti, además de encantadores templos e iglesias. Además, durante esta agradable ruta no es necesario escalar en ningún momento, por lo que es una forma de lo más auténtica de descubrir el rico pasado de Malta.

Crédito de la imagen: Steve Bonello, © viewingmalta

 

Como has visto, Malta ofrece un sinfín de posibilidades, ¡por lo que hasta los viajeros más intrépidos disfrutarán al máximo realizando una estancia lingüística en esta increíble isla!

Descubre Malta

Por Leah Ganse

¿Qué opinas?