8 palabras que parecen inglesas pero no lo son

Aprender idiomas octubre 1, 2019

Millones de personas estudian inglés en todo el mundo y, nos guste o no, empieza a colarse incluso en otras culturas e idiomas. Esto puede resultar algo confuso para los hablantes nativos de inglés, sobre todo cuando un estudiante de inglés utiliza una palabra que cree que es inglesa en una conversación, pero no lo es.

Estas palabras que parecen inglesas son derivados o abreviaturas de palabras que sí existen, términos mal utilizados o incluso palabras compuestas inventadas. Estos nuevos términos se llaman pseudoanglicismos y son mucho más habituales de lo que imaginas. En este post, hacemos un recorrido por algunos ejemplos curiosos de palabras que parecen inglesas pero no lo son…

Antibabypille (alemán)

Si la lees un par de veces, seguro que ya deduces qué significa: un antibabypille es uno de los términos que usan en alemán para referirse a la píldora anticonceptiva. ¡La palabra es muy práctica, eso no se puede negar!

Salaryman (japonés, サラリーマン)

Un salaryman es un empleado de oficina o ejecutivo, que trabaja a cambio de un salario fijo. En Japón, los salarymen tienen una vida muy estresante, trabajan muchas horas y tienen que relacionarse con sus compañeros también fuera del trabajo, al final del día. Las mujeres tampoco se libran, ya que el japonés cuenta con los términos kyariaūman (mujer profesional) y office lady, aunque este último se usa principalmente para secretarias o auxiliares administrativos.

Footing (italiano, francés, español)

¿Cómo llego a popularizarse tanto este término en Italia, Francia y España? Muchísima gente piensa que existe realmente en inglés, pero jogging, que es como se dice de verdad, empieza a normalizarse poco a poco en los idiomas del sur de Europa. Curiosamente, este pseudanglicismo nuncá llegó al español de Latinoamérica, donde se refieren a esta práctica deportiva, simplemente, como ‘trotar’.

Skinship (coreano, 스킨십)

En Corea del Sur son los reyes de los pseudoanglicismos, tanto que este nuevo tipo de vocabulario tiene nombre propio: el Konglish. ¿Adivinas el significado de las siguientes palabras?

  • Eye-shopping
  • One-piece
  • Sign pen

La primera se refiere a ‘ir de escaparates’; la segunda significa ‘vestido’; la tercera, ‘subrayador’. Skinship, por su parte, describe el contacto físico íntimo entre amigos platónicos: darse la mano, abrazarse… El término es realmente útil, ¡tanto que debería añadirse al léxico del inglés de verdad!El Konglish es original y audaz, pero divide a las dos Coreas todavía más. Los desertores de Corea del Norte tienen dificultades lingüísticas a la hora de integrarse en el sur, debido a la prevalencia y popularidad de las palabras en Konglish, así como con las palabras inglesas escritas en hangul, el alfabeto coreano.

Relooking (francés)

En los últimos años, la Academia Francesa, la institución que regula el uso del francés, ha intentado frenar la incorporación de anglicismos al idioma galo, pero no se le pueden poner puertas al mar. De hecho, la Academia lo tendría difícil para tachar este término de extranjero, ya que para un hablante nativo de inglés no tiene sentido. ¿Significa ‘volver a mirar’? ¿’Hacer una remodelación’? Pues no. ¡Es un ‘cambio de look’! Si quieres demostrar dominio del Franglais, hasta puedes utilizarlo como verbo: relooker.

Face control (ruso, фейсконтроль)

Todos lo hemos hecho; todos nos hemos dejado engañar por las apariencias. Los rusos usan este término para referirse a cuando se juzga a la gente por su aspecto. Pero no cuando se va por la calle, sino para controlar el acceso a determinados establecimientos, como discotecas exclusivas. Los porteros de muchos locales nocturnos recurren al face control –es decir, se fijarán en tu aspecto, el nivel adquisitivo que aparentas y tu estilo– para decidir si te dejan entrar. ¡Avisado quedas!

Babylift (danés)

No, no es un tipo de cirugía plástica para recién nacidos; un babylift es un carrito de bebé. El danés también tiene otros pseudoanglicismos muy curiosos, como monkeyclass (‘clase turista’) o cowboytoast (un sándwich de carne picada). ¡Es innegable que cowboytoast suena mucho mejor!

Hay quien ve los pseudoanglicismos como algo negativo, pero nosotros no. Hay que recordar que los idiomas llevan siglos intercambiando, adaptando e inventando nuevos términos, ¡el inglés incluido! En inglés, por ejemplo, se refieren al camisón como negligee, que, en francés, significa realmente ‘desatendido’.

Los idiomas evolucionan y cambian, igual que las personas, y es normal que se creen frases y términos nuevos a diario. Eso sí, en lugar de aprender solo palabras que parecen inglesas, ¿por qué no haces un curso de idiomas en el extranjero, para ir más allá?

Descubre un mundo de idiomas

Por Emily Lawrenson

¿Qué opinas?