Por qué los niños aprenden idiomas más rápido al practicar deporte

Aprender idiomas noviembre 21, 2017

A todos nos gustaría descubrir un truco mágico para aprender un idiomas más rápidamente. Lo cierto es que hay métodos para aprender de forma más eficiente, incluso para niños, quienes ya son más ágiles con los idiomas de por sí.

Es sabido que hacer ejercicio libera endorfinas, una sustancia química que reduce el dolor y provoca un «subidón» o sensación de euforia. Lo que tal vez no sepas es que también se ha demostrado que practicar deporte mejora la memoria y la concentración, dos habilidades muy útiles para quienes aún están en el cole. ¿No te lo crees? Sigue leyendo y descubre por qué los niños aprenden idiomas más rápido al practicar deporte.

 

Hace más variado el proceso de aprendizaje

 

¡Evidentemente, combinar el estudio de un idioma con la práctica de un deporte sea un cambio muy bienvenido por estudiantes más jóvenes! Salir de las cuatro paredes del aula para mover el esqueleto mientras juegan a su juego favorito es una manera perfecta de romper con la rutina y aprender un idioma de manera más activa. Debido a su poca capacidad para mantener la atención durante períodos largos de tiempo, incorporar diferentes actividades al aprendizaje es una forma fantástica de asegurarse de que los estudiantes están prestando atención realmente.

 

Ejercita la memoria

El ejercicio de alta intensidad activa el cerebro. Así, al correr por un campo de fútbol, nadar en una piscina o escalar un muro, mejora la memoria a largo plazo. A la hora de la verdad, la memoria es un aspecto fundamental en el aprendizaje de un idioma, por lo que practicar deporte ayuda a recordar nuevo vocabulario. Además, los resultados son duraderos… ¡se acabó eso de aprenderse el vocabulario para el examen y olvidarlo al día siguiente!

 

Pone el idioma en un contexto real

Combinar el aprendizaje de un idioma con una actividad demuestra que el idioma se puede poner en un contexto práctico. Una cosa es que el profesor explique a los estudiantes lo bien que les vendrá saber idiomas en el futuro, ¡pero otra muy diferente es que ellos mismos logren comunicarse en inglés con sus compañeros de equipo o entender todas las indicaciones que da el entrenador!

 

Mejora la capacidad de retener información

¿Cuántas veces has oído decir que muchos niños de hoy en día son hiperactivos? Es natural que algunos niños no sean capaces de estar quietos en clase y miren constantemente por la ventana… ¡de ahí la importancia del deporte! Al introducir un poco de ejercicio en el programa (lo ideal es practicarlo antes y después de clase), los estudiantes llegan al aula más relajados y centrados, que es el mejor estado para aprender un idioma. ¡Necesitan soltar energía de alguna manera!

 

Está demostrado científicamente

En un estudio de mayo de 2017 realizado con estudiantes chinos, los investigadores dividieron a los jóvenes en dos grupos: en uno, estudiaron vocabulario inglés mientras pedaleaban sobre bicicletas estáticas; en el otro, lo estudiaron sentados en un escritorio tradicional. Los resultados fueron muy reveladores. El grupo que había estudiado el vocabulario mientras hacía ejercicio no solo recordaba mejor el vocabulario, sino que también respondían mucho más rápido. Después de analizar los resultados, los investigadores afirmaron inequívocamente que los niños aprenden idiomas más rápido al practicar deporte.

 

Como las clases de hoy en día no están equipadas con bicicletas estáticas, ¿de qué manera se pueden incorporar estas actividades al curso de idiomas de tu hijo? Los campamentos de idiomas de verano con actividades deportivas son una manera fantástica de que los niños mejoren sus conocimientos de manera rápida y duradera. Si lo prefieres, puedes apuntar a tu hijo a actividades extraescolares, para que puedan soltar toda esa energía acumulada antes de ponerse con los deberes. ¡La combinación «niños + idiomas + deporte» nunca falla!

Combina idiomas y deporte

Por Leah Ganse

¿Qué opinas?