¡Encuentra la diferencia! Inglés británico vs. inglés americano

Aprender idiomas marzo 24, 2020

¿Sabías que inglés lo hablan unos 1500 millones de personas en todo el mundo? ¡Eso equivale a un 20 % de la población mundial! Unos 370 millones de personas hablan inglés como primer idioma, pero su forma de hacerlo cambia de una zona a otra. Las variedades que se hablan en Australia, Sudáfrica, Reino Unido, Canadá o Estados Unidos —por nombrar solo algunos de los países en los que el inglés es idioma oficial— son ligeramente diferentes, pero mutuamente inteligibles. Las dos variedades más conocidas son el inglés británico y el inglés americano. Si eres una de las mil millones de personas que están estudiando inglés o estás pensando en aprender el idioma más hablado del mundo, puede que te estés preguntando en qué se diferencian. ¡Pues en muy poco! Los británicos y los estadounidenses se entienden perfectamente entre sí, pero, para ponértelo más fácil, hemos preparado una guía con las diferencias principales entre el inglés británico y el inglés americano.

¿Por qué son diferentes el inglés británico y el americano?

Los colonos llevaron el inglés a lo que se convertiría en los Estados Unidos de América en los siglos XVI y XVII, y el idioma evolucionó de forma diferente en los dos países. Estas variedades siguen siendo muy parecidas, pero presentan algunas pequeñas diferencias. En Estados Unidos, se simplificó la ortografía de algunas palabras y surgió vocabulario nuevo, sobre todo para describir las cosas que aparecieron desde la llegada de los primeros colonos. Por ejemplo, hay muchas diferencias en los términos relacionados con los coches; es el caso de palabras como ‘maletero’ —boot (inglés británico) vs. trunk (inglés americano)— o ‘gasolina’ —gas (inglés americano) vs. petrol (inglés británico)—.

Vocabulario

Hoy en día, aunque la mayoría del vocabulario sea exactamente el mismo, algunas palabras frecuentes difieren. Los británicos llaman trainers a las zapatillas de deporte, mientras que, en Estados Unidos, son sneakers. Los estadounidenses se van de vacation, mientras que los británicos se toman un holiday. Los británicos acompañan el té de un biscuit, pero los estadounidenses lo hacen con una cookie. Si pides chips en el Reino Unido, te darán patatas fritas gruesas recién hechas; si lo haces en Estados Unidos, te darán una bolsa de lo que los británicos llaman crisps. Cuando refresca, los estadounidenses se ponen un sweater, pero los británicos se abrigan con un jumper. Hoy en día, dada la popularidad de las series y la música estadounidenses, y con la globalización de la cultura americana, los británicos están asimilando cada vez más el vocabulario de dicho país y se usa indiferentemente. Por ejemplo, decir ‘want to catch a movie?’ se ha vuelto tan habitual en el Reino Unido como ‘want to see a film?’. Lo mismo pasa al revés; no te pierdas el blog de Ben Yagoda, catedrático de lengua inglesa, en el que hace una selección de ejemplos de vocablos británicos que se están haciendo populares en el Reino Unido.

Ortografía

Algunas palabras se escriben de manera diferente en inglés británico y americano. Esto es así porque la ortografía se estandarizó en los siglos XVII y XVIII, sobre todo tras la publicación de diccionario A Dictionary of the English Language, de Samuel Johnson, en 1755. La ortografía de Estados Unidos fue simplificándose gradualmente, y la nueva forma de escribir se estandarizó en A Compendious Dictionary of the English Language, de Noah Webster, publicado en 1806. Por ejemplo, las palabras que terminan en -our en inglés británico, pasaron a escribirse -or en inglés americano. Así, colour se escribe color en Estados Unidos, neighbour se escribe neighbor, etc. Otra diferencia son las palabras acabadas en -ise en inglés británico, que se convirtieron en -ize en Estados Unidos, como realise/realize, recognise/recognize, etc.

Acento

Además del vocabulario, hay otro aspecto en el que el inglés británico se diferencia de su primo americano. Una de las particularidades del inglés británico es la enorme variedad de acentos que hay, sobre todo teniendo en cuenta que el país es relativamente pequeño. El que se suele llamar the Queen’s English —seguro que lo has oído si te gusta la serie The Crown— es solo uno de ellos. Como el inglés fue evolucionando a lo largo de más de 1500 años por todo el Reino Unido, hay diferencias de pronunciación entre lugares que se encuentran relativamente cerca. En Mánchester, por ejemplo, no se habla igual que en Liverpool, aunque las ciudades estén a solo 50 kilómetros de distancia. En Norteamérica, los acentos son bastante más homogéneos, y suele ser difícil saber de dónde es alguien solo por su acento, aunque las diferencias principales son entre el los acentos del norte, del interior y del sur.

¿Cuál te conviene más?

Si estás aprendiendo inglés, la elección entre inglés británico o americano es mucho menos importante que elegir bien el destino en el que estudiar. Por ejemplo, si quieres combinar un curso de inglés con lecciones de surf, te gustará más Santa Mónica que el sur de Londres. Si quieres disfrutar de una ciudad repleta de historia, decántate por Londres. También puedes ir a Australia, Canadá, la India, Irlanda, Nueva Zelanda o Sudáfrica, cada uno con su variedad (o variedades) del inglés.

Además, si el inglés no es tu lengua nativa, el que tú hablas probablemente se convierta en el inglés del futuro… ¡ lo hablan más personas como segunda o tercera lengua que como idioma materno!

¡Estudia inglés en el extranjero!

Por Mary-Ann Gallagher

¿Qué opinas?