5 consejos para aprender alemán rápido

En la última década, el interés por aprender alemán se ha disparado en el sur de Europa y en Latinoamérica, donde tradicionalmente siempre se ha estudiado inglés o francés. Y es que los países germanoparlantes no solo tienen una calidad de vida excelente, sino que en ellos abundan las oportunidades laborales para trabajadores extranjeros cualificados. ¡Además, el alemán es el idioma más hablado de la Unión Europea!

Al principio, su complejidad puede imponer un poco. Si no estudiaste latín o griego en el instituto, puede que no hubieras oído hablar de las declinaciones hasta que empezaste a aprender alemán. Pero prometemos que no es tan difícil como parece, simplemente es… muy específico. Y es que los germanoparlantes recurren a una gran variedad de pronombres, géneros y declinaciones, para que quede siempre bien claro lo que quieren decir y no haya ambigüedad alguna. Con nuestros 5 consejos para aprender alemán rápido, asimilarás todas estas especificidades en menos de lo que crees 😉

1. Empápate del idioma

Como en todo, la constancia es fundamental. Si te interesan los idiomas, es porque eres una persona curiosa… ¡sacia esa curiosidad consumiendo tanto contenido en alemán como puedas!

Ahora que estamos en la edad dorada del streaming, proponte ver solo series en alemán durante una temporada. No tienes que buscar mucho, ya que hay varias disponibles en Netflix. YouTube también está lleno de contenido en alemán sobre infinidad de temas, hecho por y para usuarios de todas las edades.

Evidentemente, la lectura también es esencial. Si no sabes qué leer o no quieres gastar demasiado, recuerda que en las bibliotecas de cualquier ciudad medianamente grande, encontrarás libros de ficción escritos especialmente para estudiantes del idioma. De camino a la biblioteca, ¿por qué no te pones un podcast en alemán? En la página de Deutsche Welle, encontrarás unos cuantos. ¡Ah, y no olvides poner las aplicaciones del móvil en alemán!

2. Practica alemán con hablantes nativos

Si vives en la costa mediterránea española, uno de los destinos más populares entre nuestros amigos alemanes, lo tienes fácil. Si no es el caso, no desistas, ya que seguro que puedes formar un grupo de conversación con gente afín a ti con la que reunirte de vez en cuando para practicar el idioma. Busca (o crea) grupos de Facebook o echa un vistazo al tablón de anuncios de la universidad de tu ciudad.

Otra opción es recurrir a aplicaciones como HelloTalk, a través de la cual te puedes poner en contacto con hablantes nativos de alemán y chatear con ellos. ¡Hasta se pueden hacer llamadas de voz gratuitas! Utilizar el idioma en contextos informales es una de las mejores maneras de aprender alemán rápido.

3. Usa técnicas de estudio divertidas

Asúmelo: vas a tener que sentarte a estudiar… ¡pero eso no quiere decir que no puedas hacerlo ameno! Una técnica sencilla y divertida es la de aprender 5 palabras nuevas a la semana. Apúntalas en una libreta y proponte utilizarlas en contextos reales, como, por ejemplo, en el grupo de conversación que mencionamos en el punto anterior.

¿Quieres más ideas? Etiqueta los objetos que tengas en casa con su nombre en alemán, practica la tabla de los tiempos verbales de un verbo cada semana, escribe un diario personal en el que cada día utilices mayoritariamente un tiempo verbal, acompaña las listas de vocabulario de pequeños dibujos, apréndete canciones en alemán… ¡échale imaginación!

4. Apúntate a un examen oficial

A no ser que seas muy aplicado, un poco de presión siempre viene bien para motivarse y dejar de posponer el estudio. Al apuntarte a un examen oficial, tendrás que alcanzar un nivel determinado antes de una fecha concreta, por lo que te pondrás las pilas sí o sí.

Los exámenes de alemán del Goethe-Institut son los más conocidos, pero no los únicos. Acreditar tu nivel del idioma con un diploma de una institución oficial te ayudará a destacar entre los candidatos cuando solicites un empleo, ya sea en tu país o en el extranjero.

5. Haz un curso de alemán en el extranjero

Una cosa está clara: la mejor manera de aprender alemán rápido es estudiándolo allí donde se habla. Aunque el destino más obvio parezca Alemania, también hay otras opciones igual de atractivas, ya que el alemán también se habla en Austria, Suiza, Luxemburgo, Liechtenstein y en algunas zonas de Bélgica.

Hacer un curso de alemán en total inmersión lingüística te permitirá aplicar los otros 4 consejos de esta lista fácilmente, a la vez que conoces a fondo la cultura del país en cuestión y vives una experiencia inolvidable que te aportará todo tipo de habilidades.

¡Aprende alemán en inmersión!

Por Carlos Heras

¿Qué opinas?