¡Aprende alemán para el Oktoberfest!

Aprender idiomas septiembre 4, 2018

Ahora que el otoño empieza a imponerse al calor del verano, Múnich se prepara para dar la bienvenida al festival más famoso de Alemania… ¡el Oktoberfest! Esta época del año es un momento ideal para visitar Baviera, ¡y por algo esta legendaria fiesta de la cerveza suele estar en la lista de muchos viajeros! Si quieres vivir el festival como todo un lugareño, ¿por qué no te animas a aprender alemán para el Oktoberfest? ¡Seguro que acabas de fiesta en las mejores carpas!

 

Todo lo que debes saber sobre el Oktoberfest

Este año, el Oktoberfest se inaugura oficialmente el sábado 22 de septiembre a las 12 del mediodía con la apertura del primer barril de cerveza en la carpa Schottenhamel, a cargo de nada menos que el alcalde de Múnich. A partir de este momento, las carpas permanecen abiertas al público desde las 9 o las 10 de la mañana hasta las 11.30 PM o hasta media noche. Después de algo más de dos semanas de celebraciones, el Oktoberfest se clausura hasta el año siguiente el domingo 7 de octubre a las 11.30 de la noche.

La cerveza te costará entre 10,70 € y 11,50 €, pero que no cunda el pánico: ¡estos son los precios de las jarras de un litro! Entrar en las carpas es gratis, pero si quieres sentarte en una mesa, tendrás que reservar o estar allí a primera hora para encontrar sitio.

Si buscas un plan más tranquilo, no te pierdas el Oide Wiesn («el antiguo Oktoberfest»), donde podrás vivir el Oktoberfest de antaño y admirar los trajes históricos que llevan tanto el personal como sus visitantes, además de disfrutar de la música bávara tradicional y las antiguas atracciones de feria. Otra opción es visitar el Oktoberfest los martes, el día dedicado a las familias.

Si puedes, evita los días y las horas más concurridas, y así podrás disfrutar del festival sin tener que hacer colas kilométricas para entrar a las carpas ni preocuparte demasiado por encontrar sitio dentro.

 

Una vez hayas encontrado un vuelo a buen precio a Múnich, ¡pon rumbo al recinto ferial de Theresienwiese y prepárate a pasarlo en grande!

 

Aprende alemán en Múnich

El Oktoberfest dura dos semanas enteras, por lo que es la excusa perfecta para ponerte con el alemán, tanto si empiezas de cero como si quieres seguir perfeccionándolo. Los cursos no suelen durar más de un par de horas por la mañana o por la tarde, ¡así que tendrás el resto del día para explorar la ciudad y dejarte caer por las carpas!

Si decides dar el paso y aprender alemán para el Oktoberfest, también tendrás la oportunidad de conocer a otros estudiantes con los que darlo todo después de clase. Además, te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza con el alojamiento, ya que los precios de los hoteles y los albergues se disparan sobre estas fechas. Piénsalo: ¡si te alojas con una familia o en una residencia de estudiantes tendrás más que gastar en cerveza!

 

Alemán básico para el Oktoberfest

Para ir calentando motores antes de que te lances de cabeza a descubrir el Oktoberfest, hemos recopilado algunas palabras y frases que te vendrá bien saber antes de llegar a Múnich.

 

  • Bier: cerveza
  • Würstchen: salchicha
  • Lebkuchenherz: galletas de jengibre en forma de corazón (las verás colgadas en todas partes y seguramente acabes llevándote alguna de recuerdo)
  • Lederhosen: los pantalones tradicionales que llevan los hombres durante el festival
  • Dirndl: el vestido tradicional que llevan las mujeres durante el festival
  • Barmann: barman
  • Kellner/Kellnerin: camarero/camarera
  • Ist hier frei? ¿Está libre? (esto es lo que te tocará preguntar cuando veas asientos libres para asegurarte de que no están reservados)
  • Ein Bier, bitte. Una cerveza, por favor.
  • Prost! ¡Salud!
  • Wo ist die Toilette? ¿Dónde está el baño?

 

Una vez domines estas expresiones, ¡ya estás listo para sobrevivir sin problemas a tu primera visita al Oktoberfest! Ya solo te queda enfundarte tu Dirndl o tus Lederhosen y poner rumbo a Múnich para vivir este mítico festival que nadie debería perderse.

Encuentra cursos de alemán para el Oktoberfest

Por Leah Ganse

¿Qué opinas?