10 consejos para adolescentes en el extranjero

A no ser que hayas estado viviendo en otro planeta, sabrás que los programas para adolescentes en el extranjero están en todos lados. Ya sea un programa de verano en el extranjero, un campamento de idiomas, un año sabático o un semestre en el extranjero, ¡lo importante es salir a ver mundo! Si tienes pensado hacer un curso en el extranjero, echa un vistazo a nuestros consejos para aprovechar al máximo tu experiencia.

 

1. Elige bien el destino

 

Te vas al extranjero… ¡enhorabuena! Para ayudarte a tomar una decisión, piensa qué tipo de destino te atrae más: ¿una gran ciudad como Londres o Berlín? ¿Un destino más pequeño y pintoresco, como Freiburg o Brighton? ¿Cerca de la playa o en medio de un valle idílico rodeado de montañas? Elijas lo que elijas, asegúrate de hacer amigos para toda la vida y vivir experiencias inolvidables.

 

2. No lleves demasiadas cosas

¿Te vas dos semanas y ya has llenado dos maletas enormes con todas tus posesiones y modelitos? ¡Toca hacer la maleta otra vez! Aprende a viajar más ligero y a llevar solo lo esencial. No olvides dejar un poco de espacio, ya que seguro que te compras algo mientras estás fuera. Muchas escuelas te pueden dar una lista de qué llevar, así que utiliza este práctico recurso en caso de duda.

 

3. Relaciónate con tu familia anfitriona o con tus compañeros de residencia

teenagers language stay

Ya te alojes en casa de una familia o con otro estudiante en una residencia, asegúrate de hacer un esfuerzo por conocerlos bien. Serán tu familia por un tiempo, y aprender a convivir con otras personas es una aptitud muy útil. Si te sorprenden las costumbres de tu familia anfitriona o de tu compañero de habitación, intenta no juzgar, ya que todos tenemos nuestras particularidades.

 

4. Pruébalo todo una vez

Esto no solo es un consejo para adolescentes en el extranjero, sino para todas las etapas de la vida. Evita poner una mala cara cuando la madre de tu familia anfitriona te sirva un plato que nunca has probado – sé educado y dale un bocado… ¡tal vez se convierta en tu nuevo plato favorito! ¿Siempre has querido practicar un deporte pero piensas que no vas a dar la talla? ¡Únete al equipo de voleibol de la escuela! ¿No sabes si apuntarte a la excursión a la ciudad vecina? ¡Hazlo! Solo se vive una vez, y nunca está de más probar cosas nuevas.

 

5. Saca fotos, pero no olvides vivir el momento

teenage girls selfie 

Es natural querer sacar fotos de todos los sitios nuevos y emocionantes que estás descubriendo. No dudes en sacar esa foto de la puesta de sol en la playa de Biarritz o del Big Ben, pero tampoco te pases… si te pasas todo el viaje pendiente de la cámara, no disfrutarás tanto de la magia del lugar. Así que no olvides apartar la vista de la pantalla de tu móvil o cámara… ¡y deja el palo selfie en casa!

 

6. No olvides por qué estás ahí

Puede que tengas la sensación de estar de vacaciones, pero no olvides que tu objetivo es aprender el idioma. Aprovecha al máximo tu tiempo en el extranjero haciendo siempre los deberes y participando en clase… al fin y al cabo, no sabes cuándo volverás a tener la oportunidad de estar en total inmersión cultural.

 

7. Limita el tiempo con el móvil y en internet

Si estás nostálgico, puedes tener la tentación de estar en constante contacto con tus amigos de tu ciudad, pero si al salir de clase te vas directo a casa o renuncias a pasar tiempo con los demás estudiantes para estar en Snapchat, ¡estás cometiendo un error! Está muy bien que sigas en contacto con los tuyos, pero ponte un máximo de tiempo que puedes pasar conectado al día. ¡Seguirán ahí cuando vuelvas!

 

8. Olvídate de los souvenirs, envía postales

 

¿Te estresa la idea de encontrar el recuerdo perfecto para tu familia y tus 14 mejores amigos? ¡Relájate! Ahorra dinero (y espacio en la maleta) enviando postales. El hecho de escribir una postal y enviarlo con un sello local es un detalle mucho más personal que una baratija. ¡Tus amigos estarán de acuerdo!

 

9. Mantén el contacto con tus nuevos amigos

Antes de volver a casa, asegúrate de intercambiar los datos de contacto con tus compañeros de clase y con tu familia anfitriona. Estarás en clase con estudiantes de todo el mundo, y es un lujo tener amigos en diferentes países… ¡tal vez te inviten a visitarlos algún día!

 

10. Planifica tu próximo viaje

Los programas para adolescentes en el extranjero tienen un solo problema: ¡enganchan! Lo más probable es que nada más regresar de tu viaje ya estés pensando en tu próxima experiencia en el extranjero. No te quedes fuera y descubre un nuevo destino… ¡el mundo te espera!

Print Friendly