El portugués, un valor en alza

El infante Dom Henrique de Avis fue un hombre con un gusto particular por la aventura. Durante décadas antes de su nacimiento en 1394, los piratas berberiscos (también llamados corsarios otomanos) utilizaron el puerto marroquí de Ceuta para lanzar violentos ataques contra su natal Portugal, esclavizando a la población local y vendiéndolos en los mercados de esclavos en África. Enrique, apodado después Enrique el Navegante, decidió tomar cartas en el asunto y realizó un ataque audaz y muy exitoso en el puerto.

Ceuta en la actualidad

Inspirado por esta victoria, la ambición del joven Enrique creció. Bajo su patrocinio, los exploradores portugueses navegaron la costa occidental africana y la isla de Madeira, hasta el archipiélago de las Azores. La época de la conquista europea estaba empezando y el idioma portugués iniciaba su expansión por el mundo.

Siete siglos después, los imperios europeos habían desaparecido, pero no sin cambiar el panorama lingüístico mundial para siempre. La primera lengua en salir de Europa está emergiendo como un idioma fundamental del siglo XXI. Y, al igual que en aquel entonces, esto se debe al comercio.

El nuevo Imperio portugués

Los minerales y el petróleo están entre los principales productos de exportación de los países africanos de habla portuguesa y cualquiera que desee disfrutar una rebanada del pastel, debe aprender a hablar portugués. Angola, por ejemplo, tiene una de las economías de más rápido crecimiento a nivel mundial, impulsada en gran parte por la segunda reserva de petróleo más grande del continente.

No basta con hablar inglés en Luanda, la capital, que está floreciendo después de dos largas y dolorosas guerras: la guerra de Independencia y la guerra civil (la bandera nacional todavía tiene un machete presente). Mientras su infraestructura se desarrolla rápidamente y un buen número de extranjeros se instala en la ciudad, confiriéndole un estatus cada vez más internacional, no se puede negar que hablar portugués representa una enorme ventaja.

Alex, quien trabaja en una importante compañía de transporte, asegura que el portugués es primordial para cualquier persona que trabaje en el sector del turismo, del transporte y de la logística en los países lusófonos. Si bien los altos directivos del sector de las importaciones/exportaciones hablan bien el inglés, “si hablas con personas menos cualificadas, es necesario conocer el idioma local”. Él también identifica una brecha generacional: la gente menor de 40 años es más propensa a hablar inglés que sus colegas mayores. Pero incluso con directores multilingües, “la gente se siente más cómoda cuando hablas su idioma… así que, cuando haces negocios, ya empiezas con un punto a tu favor”.

A diferencia de Angola, Mozambique no tiene un machete en su bandera: tiene un rifle de asalto AK-47 y una bayoneta. Sin embargo, expertos anticipan que el país va a desempeñar un papel fundamental en el panorama internacional, gracias a la exportación de carbón y gas natural. Desde 1992, año en que terminó la guerra civil, la economía mozambiqueña experimenta una pronunciada tendencia al alza, similar a lo ocurrido en Angola. Este desarrollo acelerado se produce, inevitablemente, en un entorno un tanto caótico. En este contexto, dominar el idioma autóctono, el que se habla en el sector público y privado, resulta todavía más importante.

Hay que precisar que el portugués no es la lengua materna de todos los habitantes de Angola y Mozambique (o incluso Guinea-Bissau y Cabo Verde), pero es la lengua dominante de los negocios y la lengua de comunicación común entre las diversas comunidades locales.

Jean-Pierre Conus, vicepresidente de INNSECO SA, trabaja con Angola desde hace más de 15 años y ha vivido 7 años en Luanda. Antes de viajar a Angola, él ya hablaba español y creyó que podía arreglárselas sin estudiar portugués. En retrospectiva, reconoce que fue “un gran error” que lo llevó a hablar “un insufrible portuñol”, es decir, una mezcla de los dos idiomas. Él dice que después de “una experiencia como esta, y desde mi rol como gerente, nos aseguramos de preparar a nuestro personal para trabajar cómodamente en un ambiente de habla portuguesa. La mejor opción es la inmersión lingüística, ya que es indudablemente la forma más rápida y eficiente de aprender”.

Tras la reciente contratación de un nuevo miembro del personal, que estará trabajando en un proyecto relacionado con Angola, INNESCO organizó un curso de portugués de cuatro semanas en Lisboa, a través de ESL. “Actualmente, es posible tener un miembro del equipo estudiando a media jornada unas cuantas semanas en el extranjero, mientras permanece en contacto con la oficina” dice Jean-Pierre.

El estudiante modelo

Si las antiguas colonias portuguesas en África necesitan un ejemplo sobresaliente a seguir, pueden mirar hacia el occidente en dirección a Brasil… donde la bandera nacional celebra elOrdem e Progresso (orden y progreso), en lugar de armas revolucionarias.

Brasil, una de las naciones más grandes y más favorecidas por la naturaleza en el mundo, ha experimentado un complicado camino hacia el éxito internacional y sin embargo, actualmente se encuentra entre las principales potencias económicas encargadas de tomar decisiones internacionales. Es difícil pasar por alto el increíble crecimiento económico de Brasil en las últimas décadas.

Durante gran parte del siglo XX, Brasil se veía como un destino turístico para pasar un buen rato: un país famoso por su música, el fútbol y un atractivo estilo de vida. El Brasil moderno ha conservado todos estos “fundamentos” culturales, pero ha decidido tomar las cosas más en serio. Un ejemplo de ello, es la firmeza de la presidenta Rousseff para erradicar la corrupción y desarrollar infraestructuras eficientes.

Las protestas constantes en las calles de Brasil son un signo de progreso, no de retroceso: los ciudadanos exigen un buen gobierno, acorde con el crecimiento económico del país.

El Brasil del siglo XXI es una tierra de oportunidades para trabajadores e inversionistas extranjeros, pero es fundamental hablar portugués para aprovechar estas oportunidades. Más del 80% de los hablantes nativos de portugués del mundo viven en Brasil.

Alexandra Borges de Sousa, directora de CIAL Centro de Linguas en Lisboa, dice que los típicos estudiantes de un curso de portugués de negocios son “ejecutivos que van a vivir y trabajar en un país lusófono”. La escuela ha contratado más profesores de Brasil para satisfacer la creciente demanda de portugués brasileño.

Sin embargo, la demanda para aprender portugués es mucho más amplia: “hay muchas organizaciones humanitarias internacionales que operan en países de habla portuguesa en África y muchos de estos funcionarios vienen a aprender portugués a la escuela”. La escuela ofrece cursos enfocados en la salud pública, la industria pesquera, las instituciones públicas y el gobierno, la diplomacia y los seguros.

El dulce sonido de las oportunidades

Considerada por Cervantes una lengua “dulce y agradable”, el portugués es familiar para los hablantes de otras lenguas latinas. Tampoco hay razón para preocuparse por las diferencias entre el portugués hablado en Europa, América Latina y África. Si bien hay pequeñas diferencias en el vocabulario y la pronunciación, la gramática y la mayoría del vocabulario son idénticos.

Con la “creciente proyección internacional” del idioma portugués en los últimos años, Alexandra dice que el perfil del típico estudiante es más amplio que nunca. “Recientemente, hemos visto una gran cantidad de estudiantes jóvenes (18-23 años) que están aprendiendo portugués porque creen que es un idioma “cool” o una buena inversión para su futuro”.

Jean-Pierre de INNESCO también se ha enamorado del portugués. A pesar de que su primer contacto con el idioma fue por necesidad, él dice que “fue seducido rápidamente por la belleza de la lengua y por la gran riqueza cultural lusófona”. Ahora el portugués es su lengua favorita.

En ESL creemos que la mejor manera de aprender portugués es en inmersión total en el idioma, ya sea en Portugal o en una de nuestras escuelas asociadas en Brasil. Una cosa es cierta: el portugués es cada vez más importante y puede ser una enorme ventaja en tu carrera profesional.

Imágenes: Ceuta desde Monte Hacho de Victor Fernandez Salinas vía CC, Besøk hos FMC i Angola deUtenriksdepartementet UD vía CC, Carnaval 2010 Governador Jaques Wagner e a ministra Dilma Rousseff no Camarote Campo Grande de GOVBA vía CC.
Print Friendly