¿Hablar una lengua romance te convierte en un mejor futbolista?

Con la gran fiesta futbolística que viene en camino en Brasil, ¡es hora de empezar a hacer apuestas! ¿Se llevará España el trofeo de nuevo? ¿Aguantará Brasil la enorme presión por ganar su sexta Copa? ¿Estarán los alemanes a la altura de las expectativas? Por otro lado, están los equipos que no se pueden olvidar, como Francia, Italia y los Países Bajos.

Si revisamos la historia de este popular deporte, vemos que los jugadores que han sostenido la copa dorada probablemente le hayan dado gracias a ”Dios” y no a “God

que el jugador que sostiene la gran copa dorada, probablemente le agradece a “Dios” y no a “God” ya que, según las estadísticas (*), hablar una lengua romance te convierte en un mejor futbolista.

Estadísticas por equipo

Ocho países han ganado la Copa Mundial de la FIFA: dos que hablan una lengua germánica (Inglaterra y Alemania) y seis que hablan una lengua romance (Argentina, Brasil, Francia, Italia, Uruguay y España). En cuanto al número total de victorias de la Copa Mundial, los equipos de lenguas romances ganan quince contra cuatro. Esto significa que, históricamente, los equipos que hablan una lengua romance han tenido el triple de éxito en la Copa Mundial que ningún otro.

Pero, ¿prueba esto algo, realmente? Tal vez, el hecho de hablar el mismo idioma del país anfitrión de la Copa sea un factor más importante…

world-cup-cabbage

Una col que guarda un ligero parecido con la Copa Mundial

De las diecinueve Copas Mundiales que se han celebrado desde 1930, ocho las ganaron equipos que compartían lengua materna con el país que organizaba el evento. Interesante, pero no es necesariamente concluyente. Quitando los mundiales de Estados Unidos y Japón/Corea (donde no había posibilidades reales de tener un equipo ganador que hablara el idioma local), casi la mitad de las Copas Mundiales las ganó un equipo que hablaba el idioma del país de acogida. Para ser más exactos, los equipos que comparten la misma familia lingüística con el país anfitrión, han ganado trece mundiales.

Las estadísticas serían un poco diferentes si los equipos ingleses no hubieran boicoteado todos los torneos hasta 1950, como una protesta contra la influencia “extranjera” en un juego que ellos consideraban fundamentalmente británico (la FIFA todavía no es muy popular en el Reino Unido). Los ingleses fueron quienes expandieron el fútbol por todo el mundo, lo que explica que muchos equipos tengan nombres ingleses como el River Plate o el AC Milan, antes conocido como elMilan Cricket and Foot-Ball Club. Mención aparte merecen los términos en inglés presentes en la jerga del fútbol: en España se dice “córner” y no “esquina”.

Cuando los británicos finalmente se unieron al evento deportivo, decepcionaron enormemente, con una derrota 1-0 frente a Estados Unidos en la Copa Mundial de 1950. Algunos periódicos ingleses informaron la puntuación como 10-1 a favor de Inglaterra; aseguraron, después, que se trataba de un malentendido.

Queda claro, por lo tanto, que a los países que hablan una lengua romance les ha ido increíblemente bien en las Copas Mundiales de la FIFA en los últimos años…. Pero, ¿qué pasa con los jugadores individuales?

Estadísticas por jugador

Si tuviéramos que elegir a los once mejores jugadores de todos los tiempos, seguramente sería una mezcla interesante de jugadores del mundo entero. El equipo políglota, repleto de elegancia futbolística, tendría nombres como Maradona y Zidane, junto a Cruyff y Beckenbauer.

Messi-Ronaldo

Por supuesto, las características de un “buen” futbolista son un tema de debate. Por ejemplo, Zinedine Zidane es, indiscutiblemente, uno de los mejores jugadores de los últimos veinte años, pero, ¿hubiera sido una gran estrella sin el respaldo de alguien como Patrick Viera o Claude Makélélé?

Sin embargo, los Makélélés y Vieras de este mundo nunca ganan los grandes premios individuales de fútbol, simplemente porque no son tan “sexys” como los creativos jugadores en frente de ellos.

La historia de los trofeos individuales de la FIFA, sugiere que los jugadores que vienen de un país donde se habla una lengua romance son más propensos a convertirse en estrellas dentro del estadio que los demás.

fifa.jpeg

El único representante en la columna “Otras” es Hong Myung-Bo de Corea del Sur, que ganó el Balón de Bronce en la Copa Mundial del 2002. ¡Todos los ganadores de los países que tienen lenguas ugrofinesas son de Hungría!

Es importante tener en cuenta la diferencia entre el antiguo Balón de Oro (Ballon d’or) y el Jugador Mundial de la FIFA (FIFA World Player). Antes de que los dos premios se fusionaran en el FIFA Balón de Oro (FIFA Ballon d’or) en el año 2010, el Balón de Oro lo otorgaba la revistaFrance Football, mientras que el premio de la FIFA lo votaban los entrenadores y directivos de los equipos nacionales. Antes de 1995, solo los jugadores europeos que jugaban en Europa podían recibir el Ballon d’or, por lo que leyendas como Maradona y Pelé quedaron excluidas. Esto podría explicar el mayor equilibrio entre los grupos lingüísticos.

Una vez más, parece que la clave para ser un gran futbolista es crecer en un país cuyo idioma oficial provenga del latín.

Sin embargo, los eficaces alemanes son mejores en los penaltis, ¿no?

El equipo alemán, también conocido como “Die Mannschaft”, tiene el mejor registro desde los once metros, con una tasa de éxito del 100% en cuatro Copas Mundiales de la FIFA. En cambio, el equipo con el peor récord (3 derrotas en 3 definiciones por penaltis) es… Inglaterra.

Casualidad

A pesar de los números y estadísticas, es muy poco probable que hablar una lengua romance como lengua materna te convierta en un mejor futbolista. En cambio, crecer en país con una cultura de fútbol parece ser un factor más determinante: Brasil es el país que está más representado en la mayoría de listas y también es el país donde una antigua derrota (más de medio siglo) sigue siendo un trauma nacional.

Si el grupo lingüístico fuera un factor fundamental en el hecho de ser un gran futbolista, los países con varios idiomas oficiales, como Suiza y Bélgica, serían los que más fichas tendrían para ganar la Copa en Brasil. No obstante, Suiza figura en la lista de promesas del mundial y Bélgica está entre los favoritos de muchos expertos… así que, tal vez sí haya algo cierto en todo esto.

*Estas estadísticas quizá no sean tan irrefutables como se piensa.

Créditos fotográficos: Messi de LG 전자vía cc, Cristiano Ronaldo de Ludovic Péron vía cc, Cabbage that looks like the World Cup trophy de Orangeaurochs vía cc.
Print Friendly